Hay dos cosas que pueden escucharse con relativa frecuencia: que Netflix ya no es lo que solía ser y que ya no se hace cine de calidad. Puede que estas afirmaciones sean ciertas de alguna manera, sobre todo al pensar en los contenidos de terceros que están dejando el catálogo de la plataforma, o las producciones propias que la compañía misma ha tenido que cancelar.

 

Sin embargo, un breve vistazo al catálogo deja ver que, a pesar de las pérdidas, sigue habiendo contenido de calidad para ver. No sólo eso: hay muchas grandes películas en Netflix con 10 años o menos de antigüedad, lo que de paso demuestra que se sigue haciendo bastante buen cine. A continuación, te mostramos 15 recomendaciones de este tipo:

 

1. Frank (2014)

Dirige: Lenny Abrahamson (nominado al Óscar como Mejor Director por La habitación)

 

¿De qué trata? Jon (Domhnall Gleeson), un músico de dudoso talento, se une a la banda indie Soronprfbs, liderada por el misterioso Frank (Michael Fassbender), un hombre oculto en todo momento bajo una cabeza de papel maché.

 

 

La banda se retira a una remota cabaña de Irlanda para grabar su nuevo álbum, donde surgen fricciones creativas y personales entre los integrantes.

 

¿Por qué vale la pena? Porque debajo de su maratón de gloriosas excentricidades, hay una exploración del culto a la perfección artística y al talento insólito, y cómo éstos son posibles por la mezcla de la creatividad y la locura. Las actuaciones de Maggie Gyllenhaal y de Fassbender son un deleite.

 

 

2. Sin lugar para los débiles (2007)

Dirigen: Ethan & Joel Coen

 

¿De qué trata? Un veterano de Vietnam (Josh Brolin) se encuentra 2 millones de dólares en efectivo, producto de una transacción que salió mal entre miembros del narco.

 

Entonces, será perseguido por dos personas: un asesino a sueldo (Javier Bardem) dispuesto a recuperar el dinero, y un honorable alguacil (Tommy Lee Jones), quien espera no encontrarlo demasiado tarde.

 

 

¿Por qué vale la pena? Porque Bardem hace sentir escalofríos como uno de los villanos más temibles del cine reciente. Considerada la obra maestra de los Coen con cuatro estatuillas doradas, también invita a una reflexión, bastante pesimista, sobre el destino y el azar.

 

3. El fantástico Sr. Zorro (2009)

Dirige: Wes Anderson (ése que amas por Los excéntricos Tenenbaum)

 

¿De qué trata? Adaptada de la novela homónima de Roald Dahl, la historia sigue al Sr. Zorro (voz de George Clooney), su familia y amigos, quienes deben huir bajo tierra cuando unos granjeros deciden cazarlos.

 

¿Por qué vale la pena? Por ser una auténtica joya de la animación en stop motion. Ah, y por la voz de Meryl Streep.

 

 

4. Sólo los amantes sobreviven (2013)

Dirige: Jim Jarmusch

 

¿De qué trata? Los vampiros Eve (Tilda Swinton) y Adam (Tom Hiddleston) han estado casados por siglos, pero ahora él se siente desencantado con la vida y tiene pensamientos suicidas. Eve viaja a Detroit para estar con él, pero sus vidas dan un vuelco con la llegada de su hermana, Ava (Mia Wasikowska).

 

¿Por qué vale la pena? Las rebosantes referencias a la música, literatura y ciencia, mezcladas con el tono taciturno, pero cool de Jarmusch, resultaron en el filme de vampiros en tiempos recientes que debe verse. Y si de personajes de Hiddleston hablamos, Adam deja a Loki muy atrás.

 

 

5. Sicario: Tierra de nadie (2015)

Dirige: Denis Villeneuve (director de La llegadaBlade Runner 2049, de próximo estreno)

 

¿De qué trata? Una agente del FBI (Emily Blunt) es reclutada por la CIA y el Departamento de Defensa para una misión en México, con el objetivo de capturar al líder del Cartel de Sonora. Las líneas entre lo legal e ilegal, justicia y venganza, se difuminan al trabajar con su compañero en México, Alejandro Gillick (Benicio del Toro).

 

¿Por qué vale la pena? Porque es capaz de mantener a cualquiera en el filo del asiento, con la pregunta qué sucede en verdad tras bambalinas. Además, la fotografía (a cargo de Roger Deakins) es hermosa hasta en las imágenes más crudas.

 

 

6. Intriga (2013)

Dirige: Denis Villeneuve (sí, otra del realizador)

 

¿De qué trata? Un par de niñas desaparece durante la cena en el Día de Acción de Gracias, sin dejar rastro. El detective Loki (Jake Gyllenhaal) se encarga del frustrante caso que, sin respuestas, obliga a los padres de las niñas a tomarlo en sus propias manos.

 

¿Por qué vale la pena? La película que puso a Villeneuve en el mapa hollywoodense, también viene aderezada con una gran actuación de Hugh Jackman. Una demostración de qué le puede pasar a un hombre cuando juega a ser dios.

 

 

7. Estación Zombie (2016)

Dirige: Yeong Sang-ho

 

¿De qué trata? También conocida como Invasión zombie o Tren a Busán, la historia sigue a los pasajeros en un tren dirigido a dicho distrito de Corea del Sur, mientras el país sucumbe a un apocalipsis de no-muertos.

 

¿Por qué vale la pena? No sólo es una entretenida película de zombies, también tiene un fuerte comentario sobre clases sociales, el corporativismo y los valores familiares. Si bien la historia sucede en Corea del Sur, es una lectura que aplica a todo el mundo.

 

 

8. El expreso del miedo (2013)

Dirige: Bong Joon-ho (el mismo de Okja, la película de Netflix)

 

¿De qué trata? En un futuro distópico, la humanidad provocó una nueva era glacial, y los únicos sobrevivientes viven en un tren que circula la Tierra. En esta nueva sociedad, también hay crueldad e injusticia, que propicia una revolución liderada por Curtis Everett (Chris Evans) para avanzar a las partes más acomodadas del tren.

 

¿Por qué vale la pena? Suena a que en Corea del Sur tienen algo con el apocalipsis, los trenes y los comentarios sociales, pero El expreso del miedo plantea otra clase de preguntas. ¿La injusticia es necesaria para la supervivencia del sistema?

 

 

Nota relacionada: ‘Okja’ o cómo llorar por tu tocino

 

9. Las elegidas (2015)

Dirige: David Pablos (ganador del Ariel por Mejor Director)

 

¿De qué trata? El adolescente Ulises (Óscar Torres) está enamorado de Sofía (Nancy Talamantes), y ambos están en una relación condenada a un horrible destino, pues él tiene la tarea de atraerla al negocio familiar: la prostitución.

 

¿Por qué vale la pena? Ésta es la película que necesita ver quien piense que el cine mexicano es sólo comedia barata.

 

 

10. Ex-máquina (2015)

Dirige: Alex Garland

 

¿De qué trata? Un programador, Caleb Smith (Domhnall Gleeson) gana el privilegio de visitar el aislado hogar de Nathan Bateman (Oscar Isaac), el presidente de la compañía donde trabaja. Allí, formará parte de unas pruebas con Ava (Alicia Vikander), un androide con avanzada inteligencia artificial.

 

¿Por qué vale la pena? Este filme de ciencia ficción cada vez parece más realidad, pues existen diversas compañías que ya desarrollan inteligencia artificial y robots cada vez más complejos. ¿Cómo serán las relaciones entre humanos y androides? ¿Habría diferencia? Y de haberla, ¿importaría?

 

 

Nota relacionada: ¿Tendría sexo con un robot?

 

11. Bastardos sin gloria (2009)

Dirige: Quentin Tarantino (ya sabes quién es)

 

¿De qué trata? Durante la Segunda Guerra Mundial, un comando americano comandado por Aldo Raine (Brad Pitt), planea el asesinato de Hitler. En paralelo, una mujer judía (Mélanie Laurent) prepara su venganza contra los nazis y uno de sus coroneles, Hans Landa (Christoph Waltz).

 

¿Por qué vale la pena? Se trata de uno de los giros más entretenidos en años a la Segunda Guerra Mundial en el cine. Suele considerarse la mejor película de Tarantino, una que puso en el mapa a esa joya llamada Christoph Waltz, quien de paso se llevó un Óscar por esta interpretación.

 

 

12. Ella (2013)

Dirige: Spike Jonze

 

¿De qué trata? Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) es un escritor que se ha vuelto solitario ante su inminente divorcio. Entonces adquiere un sistema operativo con inteligencia artificial, capaz de aprender y adaptarse, que se nombra a sí misma como Samantha (voz de Scarlett Johansson). A través de conversaciones con Samantha sobre la naturaleza de las relaciones y el amor, Theodore comienza a enamorarse de ella.

 

¿Por qué vale la pena? Imperdible para todo tecnófilo, pues esta película explora cómo la tecnología y la inteligencia artificial en particular, vienen a transformar cómo nos relacionamos.

 

 

13. Shame: Deseos culpables (2011)

Dirige: Steve McQueen (el de 12 años de esclavitud)

 

¿De qué trata? Brandon (Michael Fassbender) es un soltero neoyorquino con una severa adicción al sexo. Él se ve obligado a confrontarla cuando su hermana (Carey Mulligan) reaparece repentinamente, para quedarse en su departamento por tiempo indefinido.

 

¿Por qué vale la pena? Se le considera entre las mejores cintas de la actual década. Un retrato impávido sobre el sufrimiento de los adictos, tan poderoso que el reconocido crítico Roger Ebert dijo que difícilmente la vería de nuevo.

 

 

14. Siempre Alice (2014)

Dirigen: Richard Glatzer y Wash Westmoreland

 

¿De qué trata? Una profesora de lingüística, Alice Howland (Julianne Moore), es diagnosticada con Alzheimer. La historia sigue sus relaciones con su esposo (Alec Baldwin) e hijos, conforme la enfermedad comienza a afectar su mente.

 

¿Por qué vale la pena? Por ser un retrato compasivo de lo que representa sufrir esta enfermedad. La interpretación de Julianne Moore le mereció una estatuilla dorada como Mejor Actriz.

 

 

15. La invención de Hugo Cabret (2011)

Dirige: Martin Scorsese

 

¿De qué trata? El huérfano Hugo (Asa Butterfield) vive en una estación de trenes parisina durante los años 30. Allí, roba piezas para completar el autómata que reparaba su padre, pero la búsqueda esconde un secreto fascinante.

 

¿Por qué vale la pena? Es una película atípica a las mafias y violencia de Scorsese, responsable de clásicos como Taxi Driver o Buenos muchachos. Ésta es, en cambio, su carta de amor al cine, apta para toda la familia.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com