Sin importar cuántas apps haya disponibles para los niños actualmente, la diversión de verano sigue siendo fiel a su esencia en una cosa: refrescarse bajo el ardiente sol. Tal y como muestran estas fotos antiguas de principios de los años 1900 hasta los 70, nada se compara con la experiencia libre de Internet de saltar al agua y salpicar a tus amigos. A jugar, niños.

–Esta nota fue publicada originalmente en inglés por Caroline Bologna en HuffPost Parents. La traducción es de Sonia Ramírez.
Fuente y nota completa: Huffington Post Voces