Cuando de vacaciones se trata, puede decirse que hay dos tipos de personas: las que salen de viaje y las que no.

 

Si eres de las segundas y lo tuyo es quedarte en casa viendo películas, te seleccionamos ocho grandes comedias que puedes ver en Netflix:

 

1. Este es el fin

 

Muchas películas abordan el fin del mundo, pero pocas lo hacen como Este es el fin (This Is the End). Dirigida por Evan Goldberg y Seth Rogen, esta comedia apocalíptica también es parodia del cine de terror y sátira del mundo hollywoodense.

 

Todos los actores se interpretan a sí mismos. Cuando el fin del mundo comienza y arruina la fiesta en la mansión de James Franco, los pocos sobrevivientes deben aprender a vivir juntos y superar sus inseguridades para salvarse de ir al infierno.

 

 

2. El club de los cinco

 

Este clásico de 1985, mejor conocido por su título original The Breakfast Club, reúne a cinco adolescentes que nada tienen en común y los ubica castigados en la biblioteca de su escuela. Sin nada que hacer, comienzan a conocerse y a descubrir que no son tan diferentes.

 

Dato curioso: esta comedia adolescente fue dirigida por John Hughes, citado como influencia para el tono de Spider-Man: De regreso a casa.

 

 

3. Wet Hot American Summer

 

Esta comedia se ubica en 1981, al final de un campamento de verano, y parodia las comedias sexuales de aquella época. Los encargados intentan tener encuentros sexuales unos con otros, en medio de situaciones tan absurdas como estaciones espaciales que se caen a pedazos hacia la Tierra, mientras los niños se salen de control.

 

La película ganó un seguimiento de culto, gracias a que muchos integrantes de su elenco se convirtieron en estrellas, incluyendo a Bradley Cooper (Francotirador), Paul Rudd (Ant-Man) y Amy Poehler (Saturday Night Live). Netflix también lanzó una serie de ocho episodios a modo de precuela y continuará la historia con la secuela ubicada 10 años después, este 1 de agosto.

 

 

Nota relacionada: Los estrenos de Netflix para agosto

 

4. Supercool

 

Ser “popular” sin duda es la esperanza de más de uno durante la preparatoria, pero Evan (Michael Cera) y Seth (Jonah Hill) están dispuestos a todo para lograrlo en sus últimos días juntos, antes de irse a la universidad. Así, idean un plan para conseguir alcohol, ir a una fiesta y perder la virginidad.

 

Escrita también por Evan Goldberg y Seth Rogen durante sus años adolescentes, Supercool (originalmente titulada, irónicamente, Superbad) cuenta con momentos tan icónicos como la legendaria identificación falsa de “McLovin” (Christopher Mintz-Plasse) y la actuación de Emma Stone antes de su salto al estrellato.

 

 

5. Piña Express

 

¿Una película de acción con drogadictos? Eso es lo que sucede cuando Dale Denton (Seth Rogen) presencia, por accidente, un asesinato a manos de un matón y un policía corrupto. En pánico, huye de la escena, pero pierde su marihuana, una variedad rara conocida como Piña Express, que puede ser rastreada hacia su dealer, Saul Silver (James Franco).

 

Así, ambos deciden huir de la ciudad, pero con marihuana a cuestas, hacerlo resultará mucho más enredado.

 

Dato curioso: los personajes de Este es el fin hacen una secuela paródica en la mansión de James Franco.

 

 

6. Un cadáver para sobrevivir

 

Sin duda una de las mejores (y más extrañas) películas de 2016, Un cadáver para sobrevivir (Swiss Army Man) es la historia de un hombre que, a punto de suicidarse en una isla desierta, encuentra un cadáver cuyas flatulencias post mortem le sirven para improvisar una lancha y escapar de la isla.

 

Protagonizada por Paul Dano y Daniel Radcliffe como el cadáver parlanchín, esta comedia explora la amistad, el arrepentimiento y la voluntad de vivir.

 

 

Nota relacionada: Mira algunas de las mejores películas de 2016 en… Netflix

 

7. Encantada

 

Sí, la inocencia de las princesas Disney (y los cuentos de hadas, en general) ha sido criticada por rayar en lo absurdo. ¿Qué mejor forma de aprovechar las críticas que parodiándose a sí mismas?

 

 

Eso fue lo que hizo Disney con Encantada (Enchanted), el cuento de una princesa que es enviada a un mundo paralelo, el nuestro, donde descubre que no hay finales felices ni príncipes azules por defecto. De paso, Amy Adams demuestra su enorme rango interpretativo como la ingenua, pero cómica princesa Giselle.

 

 

8. Scott Pilgrim contra los ex de la chica de sus sueños

 

Basada en la serie de novelas gráficas de Bryan Lee O’Malley, esta película de Edgar Wright enfrenta al personaje titular (Michael Cera) contra los “siete ex malvados” de su nueva novia, Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead).

 

Scott Pilgrim es, quizá, la demostración más popular del talento de Wright para la comedia visual mediante el ingenio en los diálogos y una edición frenética en perfecta sintonía con la música.

 

 

Bonus: trilogía de Volver al Futuro

 

Pocas películas en esta lista permanecen en el imaginario colectivo como lo logró esta icónica saga de viajeros en el tiempo, dirigida por Robert Zemeckis. Y sí, ahora toda la trilogía sucede en el pasado (el futuro de la segunda entrega ocurre en 2015), pero no por ello es menos disfrutable. Dales play en Netflix. 

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com