Acura regresa a la segunda carrera más antigua de los Estados Unidos y lo hará con dos TLX sport sedan, uno de ellos hará su debut en competencias. También llevarán al superdeportivo NSX para competir en la prueba Time Attack 1.

 

Nota relacionada: Las competencias de Pikes Peak 2017 las verás en vivo

 

Nick Robinson, Ingeniero de I&D de Honda que ganó el año pasado en la categoría Time Attack 2 Production a bordo de un NSX, tomará el volante de un TLX A-Spec 2018, que debutará en competencias automovilísticas dentro de la categoría de exhibición.

 

El TLX A-Spec de Acura que competirá en Pikes Peak cuenta con una suspensión modificada, un motor V6 turbocargado de 3.5 litros con 500 caballos de fuerza, y un diferencial autoblocante para una mejor transferencia de potencia al tren delantero.

 

 

Cuenta con una optimización específica para este circuito de montaña, por lo que un equipo de ingenieros de Honda Norteamérica realizó ajustes internos al software del motor. Una gran parte del equipo del motor se obtuvo del programa del TLX GT, incluyendo bielas, pistones, árboles de levas y distribución.

 

En el exterior, el TLX A-Spec cuenta con un splitter y un alerón trasero de fibra de carbono hechos a mano, mientras que en su interior se han retirado todos los aditamentos de lujo para reducir su peso. 

 

Nota relacionada: El Acura NSX 2017 gana en el Ascenso de Pikes Peak

 

La 95ª edición de The Broadmoor Pikes Peak International Hill Climb se llevará a cabo el 25 de junio. Pikes Peak mide 19.99 km con más de 156 curvas. La salida se ubica a 2,866 metros sobre el nivel del mar y la llegada a 4,301 metros y es la segunda competencia más antigua de los Estados Unidos por detrás de las 500 millas de Indianápolis.

 

 

Como Patrocinador Oficial de Autos Insignia, Acura proveerá el recién lanzado TLX A-Spec 2018, que muestra la nueva dirección del diseño de Acura. Además, Acura también incluirá la MDX como vehículos Guía para Novatos para uso de los entrenadores antes de la carrera. Jack Galvan, director de Pikes Peaks Highway y quien ha respaldado a este evento durante muchos años, saldrá al frente de 100 pilotos que se dirigirán hacia la cima del pico de Colorado, a 4,301 metros de altura sobre el nivel del mar.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com