Apenas ayer, el famoso analista Ming-Chi Kuo informaba que el iPhone 8 prescindiría del sensor Touch ID, y en su lugar se haría uso de la tecnología de reconocimiento facial. 

 

Nota relacionada: ¡¿Qué?! El iPhone 8 no tendría sensor Touch ID

 

En este sentido, de acuerdo con Bloomberg, la compañía californiana estaría probando un nuevo sistema de seguridad que permitiría a los usuarios iniciar sesión, autentificar pagos y ejecutar aplicaciones de seguridad con sólo escanear su rostro.

 

Esta característica sería posible gracias a un nuevo sensor 3D, que sería menos propenso a ser hackeado por imágenes en 2D, por ejemplo. Asimismo, Apple estaría desarrollando un escáner ocular para mejorar el sistema, indicó una de las fuentes al sitio, la cual pidió permanecer en el anonimato.

 

La velocidad y precisión son las principales características de la herramienta, que puede escanear la cara de un usuario y desbloquear el iPhone en cuestión de milisegundos, es decir, en menos de un parpadeo. Incluso está diseñada para trabajar si el dispositivo está acostado sobre una mesa.

 

Si bien la función sigue en fase de pruebas y podría no estar presente el iPhone 8, la intención es que reemplace a Touch ID. Según el reporte de Bloomberg, la nueva característica toma más puntos de información que el escáner de huellas digitales, lo cual lo hace más seguro.

 

También se dice que los de Cupertino estrían probando sus prototipos de iPhone de nueva generación, los cuales incluyen un chip dedicado a procesar tareas de inteligencia artificial y pantallas que muestran contenido a una mayor velocidad de fotogramas.

 

Se espera que Apple presente el iPhone 8 en septiembre, el cual luciría una pantalla OLED de 5.8 pulgadas, carga inalámbrica y resistencia al agua y polvo, gracias a su certificación IP68. 

 

Bonus: 31 días con el iPhone 7 Plus

Fuente y nota completa: Paréntesis.com