Sí, todos recordamos al desafortunado Galaxy Note 7, el cual puso en aprietos a la compañía surcoreana. Sin embargo, Samsung va recobrando la confianza, sobre todo con la llegada de los Galaxy S8 y S8+, que hasta ahora están resultando ser un éxito (el mes pasado, se afirmaba que ya se habían desplazado 5 millones de unidades). 

 

Una vez sacudida la presión del lanzamiento de su más reciente familia, el fabricante ahora piensa en el Galaxy Note 8, el cual se dice podría llegar a finales de agosto de este año, según los rumores más recientes.

 

De ser cierto, Samsung sacaría una pequeña, pero importante, ventaja estratégica sobre Apple, que presentaría su iPhone 8 en septiembre.

 

Sobre este teléfono, además de contar con el más reciente sistema operativo móvil de la compañía californiana, iOS 11, integraría una pantalla OLED de 5.8 pulgadas prácticamente sin biseles, la tecnología Touch ID incorporada en el display, mejores cámaras y carga inalámbrica. 

 

Nota relacionada: Las mejores imágenes del iPhone 8 hasta ahora

 

Por otra parte, Samsung suele presentar sus terminales de la familia Galaxy Note en el marco de la feria de tecnología IFA, que este año inicia el 1 de septiembre. Así, el phablet podría ver la luz un día antes, en las conferencias de prensa previas. 

 

De acuerdo con las pocas filtraciones, el Galaxy Note 8 luciría una pantalla Infinity de 6.3 pulgadas, con la misma relación de aspecto que los Galaxy S8 y S8+, así como una cámara dual en la parte posterior, un hito en los equipos Samsung.

 

Nota relacionada: Así sería la pantalla Infinity en el Galaxy Note 8

 

Asimismo, se espera que luzca un procesador Qualcomm Snapdragon 835 o Exynos 9000, RAM de 6GB y hasta 256GB de almacenamiento interno.

 

Bonus: reseña de los Samsung Galaxy S8 y S8+

Fuente y nota completa: Paréntesis.com