La más reciente adquisición de Apple es PowerbyProxi, una empresa de Nueva Zelanda que se dedica al desarrollo de tecnologías de carga inalámbrica, incluyendo la modalidad que no requiere que los gadgets estén en contacto con una base de carga para llenar su batería. 

 

 

Dan Riccio, vicepresidente de Ingeniería de Hardware en Apple, confirmó la adquisición en una entrevista con el portal Stuff, de Nueva Zelanda, y explicó que la compra va encaminada a la idea que tiene la compañía californiana de crear un futuro inalámbrico.

 

"Queremos llevar la carga sin esfuerzo a más lugares y más clientes en todo el mundo", agregó el directivo. 

 

La transacción se revela a casi dos mes de que Apple anunciara la carga inalámbrica en sus nuevos iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X, los cuales integran el estándar Qi.

 

 

Nota relacionada: La razón por la que Wozniak no comprará un iPhone X 

 

No obstante, las mejoras en carga inalámbrica podrían estar en futuras generaciones de iPhone y otros gadgets de Apple.

 

PowerbyProxi se fundó en 2007 con el objetivo de desarrollar una tecnología que permitiera a los usuarios cargar la batería de sus celulares y todo tipo de electrónicos sin necesidad de conectarlos a la corriente.

 

Actualmente, la compañía tiene más de 300 patentes y su principal producto es Proxi-Module, un componente modular que se puede adaptar a diversos dispositivos y es capaz de conducir hasta 100 watts de energía sin cables. Sus desarrollos no están dirigidos al consumidor final, sino a grandes fabricantes. 

 

 

Apple no ha dado detalles de la compra, pero sí anunció que PowerbyProxi permanecerá en Auckland, Nueva Zelanda, y que sus 55 empleados seguirán trabajando ahí.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com