Lo que sí no es un secreto es que Apple depende de varios fabricantes, como Samsung Electronics, Sharp y LG Display, para las pantallas de sus distintos electrónicos. Así, los de Cupertino están diseñando y produciendo sus propios displays por primera vez, en una de sus instalaciones en California, informa Bloomberg.

 

 

De acuerdo con las fuentes anónimas, se está haciendo un pequeño número de pantallas de prueba. Además, la compañía californiana está invirtiendo en el desarrollo de displays MicroLED, que usan diferentes compuestos de emisión de luz que los OLED y que prometen gadgets más delgados y brillantes, y con menos consumo energético. 

 

Eso sí, también son más difíciles de producir, por lo que Apple casi cancela el proyecto hace un año, dicen las fuentes de Bloomberg. Ahora, éste se encuentra en una etapa avanzada, pero habría que esperar unos cuantos años para ver los resultados para el usuario final.

 

De cualquier manera, nada está dicho. El influyente medio de comunicación refiere que la producción en masa de las pantallas requerirá nuevo equipo de manufactura, y cuando la tecnología esté lista, algo más podría reemplazarla. Asimismo, las instalaciones de California son demasiado pequeñas para este propósito, por lo que aquí sólo se vería la etapa de desarrollo.

 

El proyecto, que tiene el nombre código de T159, está siendo supervisado por Lynn Youngs, un veterano de Apple que ayudó a crear los paneles táctiles de los originales iPhone y iPad.

 

Los teléfonos cialis sans ordonnance de la manzana tal vez vean los displays MicroLED hasta dentro de tres o cinco años, por la complejidad de su implementación. En todo caso, los primeros gadgets que los integrarían serían los Apple Watch, ya que a finales de 2017 se logró un prototipo funcional con esta tecnología.

 

En el presente, Apple depende de LG Display para las pantallas del reloj inteligente y de Samsung para las del iPhone X, su primer teléfono con panel OLED. 

 

Bonus: reseña del iPhone X 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com