Luego de que se dio a conocer la noticia de que Apple ralentiza viejos iPhone porque la batería de los mismos "envejece", la compañía californiana ha emitido una carta abierta en la que se disculpa. 

 

 

"Hemos estado escuchando la retroalimentación de nuestros clientes sobre la manera en que manejamos el rendimiento de iPhone con baterías más viejas y cómo hemos comunicado el proceso", se puede leer en el documento. "Sabemos que algunos de ustedes sienten que Apple los ha decepcionado. Nos disculpamos. Ha habido un malentendido sobre esta situación, por lo que nos gustaría clarificar y dejarles saber algunos cambios que estamos haciendo". 

 

Los de Cupertino enfatizan que nunca han hecho –ni harían– algo para acortar intencionalmente la vida de los productos Apple, así como afectar la experiencia de usuario con el fin de que los consumidores adquieran nuevos artículos.  

 

 "Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que los consumidores amen, y hacer que los iPhone duren tanto como sea posible es una parte importante de éste", expresan.   

 

Para aclarar cómo el rendimiento de sus teléfonos se relaciona con la batería, Apple ha agregado una nueva publicación en su centro de ayuda

 

"Todas las baterías recargables son consumibles y tienen una vida útil limitada, es decir, su capacidad y rendimiento disminuyen paulatinamente, por lo que se deben reparar o reciclar. A medida que su capacidad y rendimiento disminuyen, se generan cambios en el rendimiento del iPhone", precisa la marca en esta página. 

 

Agrega que la vida útil de la batería –la cantidad de tiempo que dura hasta que necesita un reemplazo– está relacionada con su "edad química", la cual no sólo está dada por el paso del tiempo: incluye factores como la cantidad de ciclos de carga y cómo se cuida.

 

Durante el otoño de este año, la compañía empezó a recibir notificaciones de rendimiento lento en algunas situaciones; al principio, se pensó que se debía al impacto temporal y normal de una actualización, y a los errores que suele tener una primera versión de software. 

 

"Ahora, creemos que otro factor para esta experiencia de usuario es el envejecimiento químico continuo de la batería en viejos iPhone 6 y 6s, muchos de los cuales funcionan con sus baterías originales", indica. 

 

En un intento por reconocer la lealtad y recuperar la confianza de sus clientes a nivel mundial, a partir de finales de enero, Apple reducirá el precio para el reemplazo de la batería de un iPhone fuera de garantía, para los usuarios con un iPhone 6 cuya pila necesite reemplazarse. Así, en lugar de gastar 79 dólares, sólo podrían pagar 29 dólares. 

 

Asimismo, próximamente lanzará una actualización con nuevas funciones que permitan a los usuarios conocer más sobre el estado de la batería de sus teléfonos.

 

"Como siempre, nuestro equipo está trabajando en maneras para enriquecer la experiencia de usuario, incluyendo mejorar la forma en que administramos el rendimiento y evitar inesperados apagones conforme las baterías envejecen", finaliza Apple. 

 

Nota relacionada: ¿Qué otros fabricantes ralentizan sus teléfonos viejos?

Fuente y nota completa: Paréntesis.com