Quien fuera el sedán de producción más rápido del mundo en 1985, el BMW M5 sigue marcando tendencias y por tal motivo, Cars Evolution nos muestra los cambios en diseño y motor que ha sufrido desde hace más de tres décadas.

 

El primer BMW M5 E28 que salió en 1985 fue considerado el sedán más veloz con 286 caballos de fuerza y contaba con un motor BMW M1 modificado. Cuatro años más tarde se lanzaría el E34 que contaba con una velocidad máxima de 250 Km/h y 315 hp.

 

El sedán también tuvo ediciones especiales como el 20 Jahre Edition que sólo se fabricaron 20 unidades en color rojo. Así como algunos modelos Wagon, un hit en los años 90 y en 2007.

 

El BMW M5 E39 salió en 1998 y contó con un motor que le permitía una potencia de 394 caballos de fuerza y de hecho fue el primero con motor V8. El M5 con Launch Control salió en 2005, contaba un motor V10 de 507 caballos de fuerza.

 

En 2011 saldría el sedán más poderoso y eficiente, el M5 F10 contó con un motor Turbo cargado V8 acoplado a una transmisión automática de 7 velocidad o manual de seis. Su potencia era de 560 caballos de fuerza.

 

La última generación del BMW M5 (F90) cuenta con un motor 4.4 V8 TwinPower Turbo capaz de ofrecer 600 caballos de fuerza, es el primer M5 con AWD y no existe una versión manual para nuestro continente. 

 

Evolución de BMW M5 en 32 años

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com