Ford añade tecnología de evasión a su sistema de seguridad para prevenir colisiones con peatones y otros objetos. La función Evasive Steering Assist (ESA), es un suplemento para el frenado automático, que reacciona a través del radar y las cámaras (ahora con un ángulo de mayor cobertura) cuando el sistema de frenado por sí mismo no es suficiente para detener al vehículo.

 

El conductor podrá iniciar la función de evasión con solo girar el volante. El sistema puede trabajar con velocidades de ciudad y de autopista; Ford aún no especifica qué sucede con el volante una vez que la tecnología ESA se inició.

 

 

La compañía trabaja desarrollando a la par diversos sistemas de seguridad, que ayudarán a programar en el vehículo mejores reacciones de acuerdo al pronóstico del posible accidente. Uno de los sistemas permite adaptar la iluminación de los faros a las condiciones del camino, por ejemplo, ampliar las luces altas en las rotondas o las intersecciones. También, cuenta con un sistema de iluminación puntual que detecta a peatones con una luz infrarroja y los resalta con los faros.

 

Dentro de las novedades, se incluye un nuevo Traffic Jam Assist, con un comportamiento similar al de la conducción autónoma a baja velocidad.

 

Probablemente, esta tecnología se encuentre disponible en el mercado en dos años. Aún es sorpresa con qué generación y serie se estrenará.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com