Sabías que SEAT y Ducati comparten un proceso artesanal en la fabricación de sus vehículos de competencia y este es tiempo y piezas que necesitan para la creación de un León Cup Racer y una Ducati MotoGP.

 

SEAT Sport y Ducati Corse trabajan en Martorell y en Bolonia, respectivamente, para producir vehículos que lleguen al podio y sus procesos de producción son muy estrictos y laboriosos. 

 

-Dos rompecabezas de miles de piezas: El chasis de un León de serie es la base para construir un auto de carreras. A esta estructura se le añaden las 1,400 piezas que permiten convertir un modelo de serie en un Cup Racer. Sin embargo, las 2,060 piezas de una Ducati se montan sobre un chasis diseñado específicamente para la competencia.

 

 

-Hasta 277 horas de trabajo artesanal: Desde la primera pieza hasta que el vehículo está acabado, las manos de los mecánicos dedican 277 horas de montaje en el auto y 80 horas para ensamblar la moto.

 

-El corazón de la máquina: 170 kilos pesa el motor del León Cup Racer y 49 kilos el de la Ducati de competencia. En ambos casos, es una de las primeras piezas que se monta. La diferencia radica en que, en el caso del auto, éste se coloca con una grúa y, en el caso de la moto, se ancla al chasis a pulso entre tres mecánicos.

 

 

-9 milésimas de segundo para cambiar de velocidad: Ganar décimas cada vez que se cambia de velocidad es uno de los retos de los vehículos de competencia. Ducati en MotoGP apuesta por la tecnología Seamless, gracias a la que ya no es necesario usar el clutch, y permite el cambio en tan sólo nueve milésimas de segundo. Por su parte, el León Cup Racer opta por el cambio electrónico DSG de seis velocidades con levas en el volante.

 

-Potencia bajo control: Los 267 km/h que alcanza el León Cup Racer y sus 1,119 kilos se controlan con un sistema de frenos delanteros de 378mm y seis pistones; mientras que la Ducati de competencia cuenta con un disco de frenos de 340mm y cuatro pistones para manejar los 350 km/h que alcanza y sus 157 kilos.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com