En los próximos 10 años, tanto el vehículo como las tecnologías que lo hacen moverse sufrirán cambios importantes, incluso lo harán más que en los últimos 30 años juntos. Por tal motivo BMW Group asegura tener la capacidad para completar los viajes autónomos con lo último en tecnología.

 

BMW Group y la conducción automatizada

 

El grupo alemán cuenta con los fundamentos básicos que se requiere para la conducción autónoma en diferentes eventos. 

 

Desde 2006, un BMW Serie 3 ya daba vueltas en el circuito de Hockenheim por sí solo, mientras que los prototipos automatizados de BMW Group iniciaron pruebas en la autopista A9 entre Múnich y Nuremberg en 2011.

 

 

A partir de 2014, más prototipos avanzados de BMW Group se han equipado con tecnología sensorial ambiental de 360°, lo que les da la capacidad de evitar accidentes. En ese mismo año, un prototipo automatizado de BMW Group recorría el Circuito de Carreras de Las Vegas por primera vez, probando que incluso el manejo en los límites del desempeño se encuentra dentro del ámbito de lo posible. Ahora, los vehículos automatizados son capaces de estacionarse por sí mismos cuando así se les indica por medio de gestos sencillos (valet parking automatizado).

 

El futuro de la marca alemana está basado en el Vision Next 100, un vehículo visionario que incorpora todas estas funciones y al mismo tiempo ayuda a sus conductores a gestionar su rutina diaria.

 

Alianzas con los mejores

 

 

BMW Group logró un paso importante en este segmento cuando adquirió una participación en HERE en 2014, y sus colaboraciones con Intel, Mobileye (desde 2016) y otros socios, BMW Group ha dado el visto bueno para la producción en serie del BMW iNext.

 

El grupo y sus socios están trabajando juntos en normas, plataformas y procesadores del futuro de la conducción automatizada y estarían complacidos de recibir a socios nuevos en su alianza en cualquier momento.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com