Durante el CES 2017, se presentó el primer celular que integraría el lector de huellas en su pantalla, pero este año se volvió una realidad gracias a la empresa china Vivo.

 

 

La tecnología de este lector de huellas sólo es posible en teléfonos con pantallas OLED, ya que sólo ella logra detectar, sin problemas, lo que está encima del panel y del vidrio. El lector es invisible y se ubica en la parte inferior, detrás de su pantalla.

 

La empresa china afirmó que el sensor funciona exactamente igual que los que conocemos hasta ahora a través de botones, como los de Samsung, Apple, Motorola, LG, entre otros. Recordemos que hace poco se decía que empresas como Samsung y Apple ya estaban trabajando en traer esta tecnología en sus nuevos teléfonos pero en CES 2018, Vivo les ganó.

 

 

Esta tecnología permite que los marcos desaparezcan por completo y una pantalla más amplia sin tener que sacrificar el espacio que normalmente ocupa el lector de huellas en la parte inferior del teléfono, gracias a que éste ya viene integrado en la pantalla.

 

El celular de Vivo crea una gráfica en la pantalla para reflejar la ubicación del lector de huellas cuando está bloqueado, pero desaparece cuando no se necesita. Es decir, el lector solo aparece cuando es posible utilizarlo, ya sea para desbloquear el teléfono o para autenticar una app, por ejemplo.

 

 

Aún no se sabe la fecha exacta pero este lector de huellas podría llegar en la primera mitad del año en algunos teléfonos (tampoco los modelos).

Fuente y nota completa: Paréntesis.com