En el marco del CES 2018, Intel lanzó la octava generación Intel Core con gráficas Radeon RX Vega M, los primeros de su tipo pensados para cubrir las necesidades de los jugadores, creadores de contenidos y aficionados a la realidad virtual.

 

De acuerdo con la compañía, estos nuevos procesadores están optimizados para equipos de formato reducido, como son los sistemas 2 en 1, las laptops ligeros de HP y Dell, y hasta las mini PC.

 

La nueva generación de procesadores Intel Core estará disponible en dos configuraciones: con gráficas Radeon RX Vega M GL a 65W de potencia total y con gráficas Radeon RX Vega M GH a 100W de potencia.

 

 

Entre sus características, estas unidades combinan una CPU de cuatro núcleos y 4GB de memoria HBM2 dedicada, y gracias a la tecnología Embedded Multi-Die Interconnect Bridge (EMIB) de Intel, fue posible reducir el tamaño de los procesadores, lo que ofrece un alto rendimiento en equipos de menos de 17 milímetros, por ejemplo.

 

Los gamers y amantes de la realidad virtual se verán beneficiados hasta con tres veces más imágenes por segundo en dispositivos más pequeños, delgados y ligeros, y hasta un rendimiento 40 por ciento mayor en comparación las gráficas actuales.

 

Asimismo, la edición de video o la creación de imágenes 3D tendrían un rendimiento mayor de hasta 42 por ciento.

 

Nuevos procesadores Intel con AMD

 

 

Nota relacionada: Llegan a México los procesadores Intel Core de 7a generación

Fuente y nota completa: Paréntesis.com