No estamos enfermas ya que el embarazo es dar vida y lo que si implica son algunos cuidados especiales, sobre todo, si vas a estar a bordo de un vehículo por mucho tiempo. El embarazo no es un obstáculo para que la mujer pueda llevar una vida normal como siempre la llevó. Sólo que el médico indique que no puedes conducir un auto por algún cuidado especial y en situaciones en las que el embarazo exige más cuidados o límites en cuanto a ejercicios físicos se refieren.

 

 

Muchas mujeres tienen miedo a conducir un auto estando embarazadas pero lo importante es conocer que hay ciertas precauciones que se deben tomar para que la mamá y el bebé se sientan completamente seguros en el auto. El embarazo es un proceso, y el crecimiento de tu pancita también trae cambios que debes de conocer para poder viajar en auto o trasladarte en tus múltiples actividades.

 

Durante los primeros meses, no hay pancita pero sí existen muchas molestias que pueden afectarte si conduces mucho un vehículo y estos malestares pueden ser: náuseas, mareos, cansancio o sueño. Estos síntomas si pueden influir en la concentración cuando manejas un vehículo. Muchos de estos síntomas se presentan por la mañana, entonces, puedes tomar precauciones o lo mejor será elegir un transporte público para evitar el volante.

 

Y con el aumento de semanas existen síntomas distintos pero lo más importante es el crecimiento de tu vientre, y es importante saber cómo utilizar el cinturón de seguridad para evitar lastimarnos y, sobre todo, no lastimar a nuestro bebé. Muchas mujeres se quejan del cinturón de seguridad, sobre todo en la parte del busto y puede llegar a ser poco incómodo y nada fácil para colocarlo. Lo primero que debes hacer al subir al auto es abrochártelo cuando está aparcado el vehículo.

 

Estudios demuestran que tanto la madre como el bebé tienen mayor posibilidad de sobrevivir en caso de accidentes si llevan puesto el cinturón de seguridad de manera correcta. En caso de no tenerlo colocado, el mayor riesgo que se corre es golpear contra el volante y provocar un desprendimiento de placenta o contracciones anticipadas y en el peor de los casos, hasta un aborto.

 

 

A medida que avanza tu embarazo tu panza va creciendo y es lógico que nos sintamos más limitadas en movimiento debido al tamaño de nuestro vientre; por eso muchas veces es recomendable que a partir del sexto mes sea otra persona la que conduzca pero eso sólo se requiere si te sientes poco segura. Yo, por ejemplo, tengo casi 8.5 meses de embarazo y sigo conduciendo pero tomando muchas más precauciones. Por esa razón nunca debemos olvidar preguntarle al médico hasta qué mes podemos seguir conduciendo nuestro auto.

 

¿Cómo ponerse el cinturón si estas embarazada?

 

Primero debes ubicar la parte superior del cinturón que esté atravesando el espacio entre la panza y el pecho, nunca debe de ir sobre el vientre, la parte inferior del cinturón se debe colocar entre la panza y las piernas –justamente a la altura de la pelvis. Si requieres o simplemente quieres viajar más cómoda en viajes largos puedes colocar una almohadilla que impida que la parte baja del cinturón se mueva y no roce en absoluto tu vientre.

 

Hay otro tema, el uso de los airbags o bolsas de aire. Es importante que sepas que el uso del airbag no supone ningún  riesgo mayor para él bebe, sólo debes tener en cuenta mantener siempre una distancia prudente entre la panza y el volante para que el impacto al accionarse no sea muy fuerte y no olvides usar el cinturón como ya te lo recomendamos.

 

¿Qué posición de manejo es la correcta?

 

El respaldo tiene que estar lo más recto posible y el apoyacabezas debe tener la parte superior a la altura de la cabeza para protegerte mucho más. Debes evitar sentarte cerca del volante, por lo menos debes mantener 25 centímetros de distancia para evitar que las bolsas de aire te puedan llegar a lastimar, en caso de accidente.

 

Luego de dar a luz, lo recomendable es esperar al menos 3 semanas en caso de un parto normal y 6 semanas si el parto fue por cesárea, para retomar la conducción de un automóvil. De todas maneras siempre debes consultar con tu médico.

 

 

Si tomas todas estas recomendaciones puedes conducir tu vehículo de forma segura:

 

1. Consultar con tu médico que puedas conducir tu vehículo. No debes conducir si te lo contraindicaron.

 

2. Es vital, primero sentirte cómoda y segura si manejas, recuerda siempre mantener una buena distancia entre el volante y tu pancita, y poner en posición correcta el asiento; donde puedas moverte de manera fácil.

 

3. No olvides utilizar el cinturón de seguridad de manera correcta como ya te lo mostramos.

 

4. Debes evitar trayectos muy largos, es decir, de más de dos o tres horas seguidas. Si vas a manejar por un largo tiempo debes tomarte tu tiempo para estirar las piernas e hidratarte –toma precauciones, durante el embarazo se necesita mucho ir al baño.

 

5. Según las recomendaciones el periodo para manejar es entre las semanas 18 y 24, pero eso lo debes consultar con tu médico.

 

6. No realizar movimientos muy bruscos en el vehículo y, si no vas manejando, siempre utilizar el cinturón de seguridad como te lo recomendamos.

 

7.  En caso de accidente, no esperes. Debes acudir al servicio de emergencia del hospital, cuánto antes.

 

8. Ya que viene el parto tendrás que consultar con tu médico cuándo podrás conducir.

 

9. Recuerda que tú bebé siempre debe de ir en el portabebés viendo hacia atrás, no lo olvides.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com