CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señaló que aunque no se consolide el Frente Amplio entre el PRD y el PAN, él buscará la candidatura para la Presidencia de la República en 2018.

“Si no se da el Frente, yo de todas maneras quisiera aportar, construir, jugar esta aventura, lanzar esta apuesta, ir hacia adelante, vamos a ver con qué motor. Haya o no haya Frente vamos a intentarlo hasta el final: ir como candidato a la Presidencia. Me interesa participar en el proyecto, con bases muy claras”, subrayó en entrevista con el diario Reforma.

Mancera reiteró su deseo de postularse como representante del Frente opositor al que convocó la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, para derrotar al PRI; sin embargo, admitió que estaría dispuesto a dejar su lugar ante un contendiente que la “sociedad considerara más capaz”, aun cuando esté fuera del PAN.

“Si hoy estamos viendo que el partido que dice ser la oposición más férrea va a tener al señor que fue el que operó todo con (el expresidente Vicente) Fox, entonces, si la sociedad dice que el de otro partido es el mejor calificado, pues adelante”.

Lo anterior, en clara referencia Lino Korrodi –el empresario que presuntamente financió de manera ilegal la campaña política del panista a través de los “Amigos de Fox”–, quien en días pasados anunció su adhesión al proyecto del presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Luego de criticar que López Obrador convoca a la unión de las izquierdas, pero en el discurso califica a todos como “dentro de la mafia del poder”, el mandatario capitalino dijo que Morena busca construir un proyecto que no está encabezado por el mejor candidato.

“No se quiere construir un proyecto en el que lo encabece el mejor calificado, sino que se está haciendo una convocatoria para ir ahí, a un club específico, con una ruta específica”, apuntó.

Aseguró que el frente de partidos, al que calificó de “democrático”, no es para “destruir”, sino para construir un proyecto o programa para el país, que –agregó– no puede armarse solo, sino que se tiene que hacer con muchas voces.

Por ello, ante la pregunta de si estaba de acuerdo con una postura política de izquierda o de derecha, Mancera refirió que busca “un planteamiento por México”. Incluso subrayó que el proyecto que impulse el Frente “deberá tener mucho de lo que ha postulado” el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas.

Expuso que sus propuestas como candidato presidencial partirían de cinco ejes: la construcción de una nueva policía en el país, un cambio en el salario mínimo, la modernización del campo, un “perfeccionamiento” de la agenda educativa, e innovación.

La diferencia de su proyecto, subrayó, es que estaría “al servicio de la gente”, y adelantó que propondría una reducción en el número de diputados del Legislativo federal, así como en los recursos públicos para los gastos de campaña.

“¿Podaría a los mismos partidos que lo llevarían al poder?” Se le preguntó. Mancera respondió: “Sí… Tenemos que hacer una reflexión muy importante. Se me hace demasiado en un país con tantas carencias, con tantas desigualdades sociales. Hay que proponer, si no la gente no se va a sentir convocada”.

La entrada Con o sin Frente Amplio, iré como candidato presidencial en 2018: Mancera aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México