El término blockbuster solía asociarse a las películas tan espectaculares que generaban filas por manzanas enteras para llegar a la taquilla. Netflix no vende un solo boleto para el cine, pero está por estrenar su primer blockbuster: Bright.

 

La película no generará ganancias en taquilla en el sentido tradicional, pero se rumora que es una de las películas más costosas producidas por Netflix, si no es que la más, con un presupuesto por encima de los 100 millones de dólares. Y esos billetes verdes se notan, a juzgar por las secuencias de acción y efectos especiales que contendrá su mundo fantástico.

 

Bright es un thriller policial con elementos de fantasía, pues sucede en un mundo alternativo donde humanos, hadas, elfos y orcos han coexistido desde siempre. Will Smith es un policía humano que debe trabajar con un compañero orco (Joel Edgerton) para recuperar una varita mágica con gran potencial destructivo.

 

 

La película es dirigida por David Ayer (Escuadrón Suicida, también con Will Smith) y llegará a Netflix a tiempo para Navidad, el próximo 22 de diciembre.

 

Bright también supone una importante jugada por parte de Netflix para legitimarse como importante actor dentro de la industria cinematográfica. Este mismo año, la compañía causó controversia por su participación en el prestigioso Festival de Cannes, que, según varios explícitos críticos, debió restringirse sólo a filmes estrenados en la gran pantalla.

 

 

Nota relacionada: ¿Realmente Netflix está ‘matando’ al cine?

 

A pesar de los comentarios, Okja, una de las producciones de Netflix en la competencia, recibió una prolongada ovación de pie tras su proyección en el festival (puedes leer nuestra reseña de la película aquí).

 

Con Bright, la compañía de Reed Hastings apunta más hacia la aprobación de los fanáticos del gran espectáculo visual y, con excepción de algunos cines selectos en Estados Unidos, llevará el blockbuster fuera de la sala de cine. Pero sin venta de boletos para una producción tan costosa, ¿de dónde obtiene ganancias Netflix?

 

Como explica el canal Flick Connection, la compañía toma en consideración una serie de factores en su algoritmo, como el contenido que vieron completo los usuarios y cuántas series o películas han visto en total, para evaluar si una producción es valiosa o no para los suscriptores (que ya rebasan los 100 millones a nivel mundial). A partir de la data, Netflix pondera si cierto contenido es determinante en que una persona mantenga, o no, su suscripción al servicio.

 

 

Está por verse si Bright y el star power de Will Smith justificarán su costosa producción, en un año que para Netflix estuvo tan lleno de complicadas decisiones como de éxitos en el campo televisivo.

 

Nota relacionada: ¿Qué fue lo más visto en Netflix por los mexicanos en 2017?

Fuente y nota completa: Paréntesis.com