LastPass anunció que prácticamente todas las opciones de su popular administrador de contraseñas podrán usarse gratis. Anteriormente, la plataforma cobraba por sincronizar claves a través de varios dispositivos, tales como computadoras, tabletas y teléfonos. 

 

El servicio es uno de los más conocidos y confiables de su tipo. Su propósito principal es gestionar los passwords de sus usuarios –que no tengan que estar recordándolos–, y mantenerlos seguros (para ello los guarda en una cámara codificada en la nube, que sólo el usuario puede abrir).

 

LastPass no almacena la contraseña maestra ni tiene acceso a ella, lo que significa que incluso si sus servidores son penetrados, las claves permanecerían protegidas y encriptadas.  

 

Hay otros beneficios de usar un gestor de contraseñas, como la posibilidad de generar claves aleatorias y fuertes, y ponerlas automáticamente en sitios web, correos electrónicos  o aplicaciones. 

 

Aquellos usuarios que continúen deseando ser premium de LastPass, recibirán beneficios extras. Por ejemplo, tendrán soporte técnico prioritario y diversas opciones de verificación en dos pasos.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com