El equipo más popular de México ha quedado en medio de una disputa marital cuyos alcances aún son insospechados.

La telenovela Jorge Vergara-Angélica Fuentes tiene todavía muchísimos capítulos por delante, lo que parecía un cuento de hadas entre los dos poderosos empresarios al inicio, ahora se ha convertido en una lucha de poder, en la que finalmente uno de sus hijos (empresas), como es el conjunto de Chivas, ha sido el gran perdedor ante los problemas legales que hoy día viven ambos personajes.

Poco se conoce, incluso en el mundo, de mujeres que han llegado a ocupar puestos directivos en el balompié, por lo que la escuadra rojiblanca sorprendió a propios y extraños en el futbol azteca en el 2007 al dejar como presidenta ejecutiva del Grupo Omnilife-Chivas a Angélica Fuentes, una exitosa empresaria nacida en Ciudad Juárez.

Pero ¿quién es Angélica Fuentes? Licenciada en Finanzas por la Universidad de Texas en El Paso, inició su carrera en Grupo Imperial (compañía gasera) en su ciudad natal; además de ex presidenta, miembro del consejo y accionista de Corporativo Grupo Imperial y ex presidenta de Asociación Mexicana de Gas Natural, entre otros importantes cargos, incluso fue considerada entre las 50 mujeres más poderosas de 2010 por la revista Expansión. En 2007 asumió las riendas de Grupo Omnilife-Chivas como CEO de la empresa, a la que fue invitada por Jorge Vergara.

Luego de haber contraído matrimonio con Jorge Vergara en 2008, todo indicaba que esta dupla le traería al cuadro rojiblanco muchos dividendos; sin embargo, la historia fue otra, ya que marcó un antes y un después, pues, contrario a lo que se pensaba, la escuadra tapatía se fue hundiendo por las malas decisiones a nivel directivo (como despidos de entrenadores, directores deportivos…) hasta llegar a una de sus peores crisis, siendo el colofón la separación de ambos personajes anunciada por el mismo polémico empresario.

Durante la etapa en la que Jorge Vergara se hizo dueño del equipo –31 de octubre de 2002–, en dicho periodo, que abarca 12 torneos cortos -antes de contraer matrimonio–, el cuadro jalisciense fue una escuadra de respeto por su propuesta ofensiva, luego de lograr 107 victorias, 71 igualadas y caer en 72 ocasiones, consiguiendo números positivos en efectividad, además de calificar a 10 liguillas, incluso logrando salir en una como campeón (Apertura 2006).

Sin embargo, ya con Angélica en los controles, el equipo se vio ensombrecido por los malos resultados, pues los números fueron completamente otros, fase en la que imperaron las malas decisiones y, sobre todo, los despidos a diestra y siniestra, además de que de los 13 certámenes en los que ella estuvo como directora general, solamente se ganaron 68 encuentros, se empataron 79 y se perdieron 84, jugando sólo cuatro liguillas, números que terminaron por perjudicar al equipo, al extremo de ponerlo con un pie en el descenso.

Pero el mundo del futbol se vio sorprendido a inicios de este 2015, ya que más allá de la ruptura matrimonial Vergara-Fuentes que se veía venir, el empresario destituyó a su esposa de su puesto por presunto fraude, por lo que la batalla legal entre ambos equipos de trabajo se dejó venir.

Angélica, propietaria de 49 por ciento del grupo Omnilife-Chivas, buscó rápidamente su restitución en el puesto, señalando que Jorge Vergara, quien posee 51 por ciento de las acciones, carecía de facultades para ordenar su despido como presidente ejecutiva de la empresa, incluso la empresaria envió un documento a la Federación Mexicana de Futbol en donde decidió varias destituciones, entre las que destacaba el despido del presidente deportivo, Néstor de la Torre; sin embargo, más tarde ella misma daría marcha atrás con esto último.

Pero un golpe letal a la empresaria fue que la misma Federación Mexicana de Futbol, por medio de su nuevo presidente Decio de María, le notificó que el único dueño del cuadro más popular del futbol mexicano es y será Jorge Vergara. “El señor Jorge Vergara no mencionó nada del tema puntual, pero para la FMF el propietario es él. Hemos recibido notificaciones de los abogados de ambas partes, pero para la federación Jorge es dueño de Chivas”.

Con esta confirmación por parte de la Femexfut, y para beneplácito de los seguidores de Chivas, queda desechada la posibilidad de que el equipo sea desafiliado como se llegó a manejar, ya que de acuerdo con el Reglamento de Afiliación, Nombre y Sede de la Federación Mexicana de Futbol, en su artículo 66, inciso ‘d’, señala que los clubes pueden ser desafiliados cuando sus “dueños o directivos incurren en actos delictivos o de dudosa reputación, a juicio del Comité Ejecutivo”.

Sin embargo, esta historia tienen mucho hilo de dónde cortar, ya que ante este hecho la empresaria Angélica Fuentes no se quedará con los brazos cruzados, por lo que, sin duda, buscará hacerle la vida imposible a Vergara, como ya lo hizo por lo menos en este Torneo Clausura 2015 en el que ella ya no participó en las decisiones: distraer al equipo con problemas extracancha para dejar escapar el campeonato en semifinales y dejar al empresario otra vez con las manos vacías.
Fuente y nota completa: Huffington Post Voces