Para muchos, Bugatti y Koenigsegg son las marcas con los autos más rápido de todo el mundo, pero el equipo de Johnny Bohmer Racing crearon una bestia más rápida que cualquiera de esos súperdeportivos

 

Aunque es de la generación anterior, el Ford GT modificado se encuentra muy cerca de alcanzar una velocidad máxima de 470 km/h (292 mph) en recta. Bajo el nombre de BADD GT, el vehículo tenía un primer objetivo: llegar a los 482.8 km/h (300 mph), por desgracia no lo consiguió.

 

La prueba se realizó en el complejo Florida Space, la misma pista en la que aterrizaron los transbordadores espaciales: Discovery, Endeavour y Atlantis. Debido a sus modificaciones, el BADD GT empleó un sistema de frenado de tipo paracaídas, el cual no funcionó pues al final de rompió.

 

En Bugatti y Koenigsegg deberían estar tranquilos pues hay que aclarar que no estamos ante un vehículo de calle, por lo que no le quita ningún récord de velocidad. Muy pronto Johnny Bohmer Racing regresará para un nuevo intento, en el cual buscarán superar los 482.8 km/h e incluso llegar a los 500 km/h.

 

Nota relacionada: Así es como Koenigsegg Agera RS le quita el récord a Bugatti

 

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com