En enero, durante el CES 2017, Toyota mostraría los primeros pasos para el Concept-i, un vehículo autónomo pensado para ser tu próximo compañero de viajes. Ahora, para el Salón de Tokio estará mostrando más vehículos que apuestan por la movilidad urbana.

 

Nota relacionada: Toyota Concept-i, el auto que se llevó el #CES2017

 

Para personas con discapacidad

 

 

Uno de ellos es el i-Ride, un vehículo pequeño que Toyota define como un concepto de “movilidad urbana fácil de usar”. Su diseño está pensado para personas con alguna discapacidad que les permita llegar a un destino fácilmente.

 

Cuenta con puertas de alas de gaviota, un asiento eléctrico y deslizante y controles en los descansa brazos para operarlo correctamente –sin necesidad de usar pedales o volante. Las baterías internas de i-Ride le permiten viajar hasta por 150 kilómetros entre cada carga.

 

En cuanto a tecnología, i-Ride dispone de un sistema de Inteligencia Artificial que brinda información necesaria para los usuarios, como por ejemplo, lugares en dónde estacionarse, consejos para salir del auto y demás datos.

 

i-Walk para movilidad por banquetas

 

 

Otro de los vehículos que Toyota estará mostrando en Tokio es el i-Walk, la competencia de Segway que te permitiría moverte por la ciudad sin estorbar mucho. Su tamaño es muy compacto con tres ruedas y en palabras de Toyota puede manejarse por donde hay muchas personas. 

 

Dispone de sensores que le permiten recoger información durante su viaje y en caso de detectar algún peligro avisaría al conductor y tomaría las medidas necesarias para evitarlo. La autonomía de las batería le permiten circular entre 10 y 20 km entre cada carga.

 

Concepto de movilidad urbana de Toyota en CES 2017

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com