El próximo teléfono insignia de LG lucirá una pantalla FullVision OLED de 6 pulgadas con resolución QHD+ (1440 x 2880 pixeles), así como la protección Gorilla Glass 5.

 

A través de un comunicado, la compañía indica que será su display más grande en cuatro años, mientras que el cuerpo del celular será más pequeño que el del LG V20 del año pasado. Ello gracias a la reducción de los bordes de arriba y abajo en 20 y 50%, respectivamente.

 

La pantalla estará basada en la tecnología Plastic OLED, conocida también como P-OLED, la cual facilita que los bordes se puedan curvar para permitir un diseño más ergonómico.

 

P-OLED se crea colocando pixeles en un sustrato de plástico, que es mucho más resistente que una base de cristal.

 

"Gracias al uso de tecnología avanzada de encapsulación y digitalización de pixeles, el problema de sobrecalentamiento que ha afectado a la tecnología OLED en el pasado, ha sido casi eliminado en el desarrollo P-OLED del próximo dispositivo de LG", refiere la surcoreana.

 

Asimismo, el logo de LG fue removido del inferior y colocado en la parte posterior del teléfono para maximizar el espacio de visión.

 

En ninguna parte del documento se menciona el nombre del “próximo teléfono insignia” de LG, pero es casi un hecho que se trata del V30, el cual será presentado el próximo 31 de agosto, previo al arranque oficial de IFA 2017.

 

Entre otras características, se dice que el LG V30 contaría con un procesador Snapdragon 835, hasta 6GB de RAM y una cámara dual principal de 13 megapixeles.

 

Nota relacionada: LG busca protagonismo en IFA con el LG V30

Fuente y nota completa: Paréntesis.com