Twitter cobra fuerza durante las coyunturas. Hace unas semanas, en plena la jornada electoral del 4 de junio en el Estado de México, registró un repunte en sus interacciones. “Observamos que el tráfico creció 16%, otras plataformas móviles de información lo hicieron un 12%”, dice Leonardo Stamillo, periodista de profesión y responsable para Latinoamérica de Twitter News, una iniciativa para difundir prácticas deseables e innovadoras para que periodistas utilicen la red social. “El periodismo está en el ADN de Twitter”, sentencia.

 

Con el proceso electoral federal mexicano en 2018, Twitter busca refrendar su validez como la red social donde se narra lo que está ocurriendo. Y lo hace conformándose como una gran fuente de información. En mayo pasado anunció NewFronts, un servicio premium de transmisiones gratuitas de video en directo con programación de Bloomberg y BuzzFeed News, entre otros socios, y también transmitió los debates presidenciales de la elección presidencial estadounidense. Hoy busca crear alianzas similares con medios mexicanos. “Jack Dorsey dice que Twitter es una app de noticias”, añade Stamillo.

 

Entre los primeros socios figuran Grupo Reforma y Televisa Deportes. La alianza fortalece la oferta informativa de Twitter, pero también representa una fuente de ingresos para los medios. “Sabemos que monetizar es importante, somos la única plataforma que divide ganancias 50 a 50”, comenta Stamillo. Durante el primer trimestre de 2017 Twitter registró ingresos publicitarios por 474 millones de dólares.

 

Herramientas para periodismo en redes sociales

Garret Santora también es periodista y responsable de Dataminr, una potente herramienta que analiza los cerca de 500 millones de tuits que a diario se vierten en la red social. Su objetivo es encontrar hechos o tendencias que se volverán noticia antes de que lo sean. Muestra su potencial con un ejemplo local. “En enero pasado Dataminr nos alertó sobre el tiroteo en la discoteca Blue Parrot”, señala. La herramienta no solo muestra los mensajes cuyo contenido crea tendencias, sino que también ofrece información que facilita su verificación. “Si todos los tuits sobre el hecho comparten la misma ubicación, entonces algo está pasando”.

 

Twitter también se presenta como una plataforma testimonial. Stamillo toma la palabra y recuerda a los editores presentes que los reporteros no necesariamente deben salir a la calle para recoger testimonios. También ofrece un ejemplo. “Un editor de The Guardian obtuvo información e imágenes del atentado en Londres tuiteando a una mujer que lo observaba todo desde su ventana”. Y remata: “Twitter no es solo una herramienta para compartir enlaces”.

 

Combate a noticias falsas

Al abrirse la ronda de preguntas en un auditorio abarrotado de editores y periodistas, los cuestionamientos giran en torno a un mismo asunto: el combate a las noticias falsas. A diferencia de Facebook, que hasta hace poco admitió la necesidad de contar con editores humanos que verifiquen el contenido que se distribuye en la red social, Twitter no imagina la labor informativa sin involucrar personas. “Creo que el carácter público de Twitter es una fortaleza para combatir noticias falsas, la gente puede contrastar con mucha rapidez”, reflexiona Stamillo. “En grupos cerrados suele haber flujos importantes de desinformación”.

 

También define Momentos como una herramienta para contrarrestar la difusión de noticias falsas. “Somos casi 20 periodistas trabajando noticias para Latinoamérica, todo el contenido que ahí se difunde es revisado por nuestro equipo”, dice Stamillo. Y añade: “Todos los periodistas pueden contribuir a la verificación”.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com