El primer Shelby Cobra creado por Carroll Shelby se subastó este fin de semana en 13.75 millones de dólares; siendo el auto más caro jamás subastado en Estados Unidos. 

 

Conocido como CSX 2000, creado en 1962, este modelo aún conserva la tapicería original, así como el pequeño motor, 4.3 litros V8. Entre sus curiosidades, se sabe que, Carroll lo prestó para pruebas a revistas en la década de los sesenta y antes de cada préstamo era pintado de un color diferente –así, parecía que había más de uno.

 

El elevado precio de venta del CSX 2000 representa un nuevo récord para un coche americano vendido en subasta. El récord de subasta lo tenía un Ford GT 40 Gulf/Mirage, con 11 millones de dólares pagados en 2011.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com