CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización secreta El Yunque emprendió hoy en México una campaña contra la educación que imparte el Estado y la diversidad sexual, exactamente como lo hizo en España: Con un autobús tránsfobo que inició recorridos desde la residencia oficial Los Pinos, después de que sus activistas entregaron ahí una carta destinada al presidente Enrique Peña Nieto.

Con el ejemplo de Hazte Oír y Citizen Go, dos organismos que la justicia de España identificó como instrumentos de la organización secreta y ultraderechista de El Yunque –que en ese país está proscrita y condenada por obispos y sacerdotes católicos–, del Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia) puso en marcha el “Autobús de la libertad” para recorrer la Ciudad de México en medio de la desorganización de sus promotores.

El objetivo de poner a circular este autobús, supuestamente rentado, es exigirle al gobierno que deje a los padres la educación de sus hijos y que proteja a la familia como institución. “Ambos son derechos humanos fundamentales, contenidos en los tratados internacionales sobre derechos humanos firmados por México”.

A las 12:15 del día se tenía previsto que el autobús iniciara su periplo, pero diversos contratiempos lo retrasaron hasta cuatro horas después, como lo admitió el presidente del ConFamilia, Juan Dabdoub Giacoman, quien admitió que este ejercicio es idéntico al de España, aunque rechazó ser parte de un plan de propaganda de El Yunque.

En el acceso a la residencia presidencial de Los Pinos, Dabdoub Giacoman expuso que solicitarán a Peña Nieto una audiencia para detallar lo que le expusieron en la carta: “Queremos referirnos exclusivamente a los ataques de que son víctimas nuestros hijos por parte del gobierno que usted encabeza, a través de la información falsa, manipulada o ideologizada que es dirigida a ellos a través de instituciones como la Secretaría de Salud, Secretaría de Educación Pública y el Conapred”.

Fundador del Frente Nacional por la Familia, también un organismo manejado por la secta de El Yuque, el activista admitió que el uso del autobús es una copia del que, en enero, pusieron a circular Hazte Oír y Citizen Go, organismo de España y que un juez prohibió hacerlo por su objetivo tránsfobo.

El autobús tenía rotuladas consignas que el juez consideró violatorias de la ley: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

En el caso del autobús de México, tiene dos consignas: “Dejen a los niños en paz. #ConMisHijosNoSeMetan”.

–¿Este autobús tiene relación tiene con el de España? –le pregunta el reportero a Dabdoub Giacoman.

–Bueno, el concepto es de ellos, obviamente es de ellos, pero todo el desarrollo del contenido es propio.

–¿Qué tiene que ver el Consejo Mexicano de la Familia con Hazte Oír y Citizen Go de España?

–Nada, sólo el hecho de que nos facilitaron el concepto de usar el autobús y a difundirlo.

Cauteloso, pero visiblemente nervioso, el activista dijo saber que en España la organización El Yunque está proscrita por ir contra la Constitución y que obispos y sacerdotes la han condenado por ser “anticatólica” y a sus dirigentes se les ha identificado, pese a que lo niegan.

“No conozco a nadie del Yunque y desconozco cómo se ha desempeñado la situación en España o si la hay”, dice el dirigente, quien insiste: “No conozco a una sola persona que sea de El Yunque, a ni una”.

–¿Pero sabe de las investigaciones en España sobre El Yunque?

–Ah, claro que sí.

–¿Y qué opina?

–Ah, pues es un problema de ellos. En eso no me meto, no me he metido a fondo, porque no me interesa lo que está pasando en España, de por sí no puedo con los problemas de México.

Apenas en la elección del Estado de México, el Frente Nacional por la Familia, del que forma parte Dabdoub Giacoman, logró que el candidato priista Alfredo del Mazo, primo de Peña, suscribiera sus propuestas conservadoras.

El autobús, que denuncia la “educación de género” –igual que en España–, recorrerá el país, y entre sus destinos está Cancún, Quintana Roo, donde se realizará la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), y luego se trasladará a Veracruz y a otras ciudades aún no definidas por los organizadores.

La entrada El Yunque pone a rodar su autobús tránsfobo… entre desorganización de promotores aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México