CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pocas horas de arrancar la reunión de cancilleres de algunos países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre Venezuela, la crisis entre los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Nicolás Maduro subió otra vez de tono, e incluso se invitó en el debate político mexicano: el PRI acusó al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de pretender “convertir a México en Venezuela”.

En una serie de publicaciones que subió hoy en Twitter, Delcy Rodríguez, la canciller del país sudamericano, repudió las declaraciones “infames e inmorales” que pronunció ayer el canciller mexicano Luis Videgaray Caso y arremetió contra la administración de Peña Nieto, a la que acusó de violar “grave y masivamente los derechos humanos de su pueblo”.

La diplomática también resaltó los males que azotan al país. “Narcotráfico, asesinato de periodistas y violencia social lo convierten a México (sic) en uno de los países más peligrosos del mundo”, aseveró, y enseguida insistió en que “México es hoy uno de los países más desiguales de nuestra región, comprometiendo el buen funcionamiento de nuestra democracia”.

Rodríguez devolvió, casi punto por punto, las críticas que emitió Videgaray ayer, durante un conversatorio al que participó en Miami. El mexicano sostuvo que Maduro transformó Venezuela en un país “que ha dejado de ser una democracia funcional” con rasgos “francamente autoritarios” desde el estallido de la grave crisis política en el país sudamericano. “Eso es algo tremendamente peligroso para la región”, agregó.

Videgaray también criticó las violaciones a los derechos humanos y a la libertad de expresión que, sostuvo, perpetra el gobierno venezolano para reprimir las manifestaciones de repudio.

La crisis venezolana salió del ámbito diplomático e incursionó en el debate político mexicano, a raíz de un evento que protagonizó María de Lourdes Urbaneja Durant, la embajadora de ese país, en un local de Morena el pasado 27 de mayo.

Al finalizar el evento, la Embajada de Venezuela agradeció, en Twitter, “el acompañamiento del partido Morena, su solidaridad y apoyo irrestricto a la Revolución Bolivariana”.

Sin embargo, el evento alimentó uno de los argumentos más recurrentes del PRI para desalentar el voto a favor de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el líder de Morena.

Según el PRI, una vez en el poder, el tabasqueño aplicaría las mismas políticas que impulsó en su tiempo Hugo Chávez, el fallecido expresidente de Venezuela, quien instauró la República Bolivariana de Venezuela.

Este martes, con el afán de desactivar la creciente polémica alrededor de una supuesta alianza entre Morena y el gobierno venezolano, Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, negó que el partido haya emitido “comunicación” sobre la situación en Venezuela y resaltó que la organización política se guía “por el principio de no intervención”.

La embajada venezolana, por su parte, eliminó la publicación de la red social sin dar explicaciones.

Batres calificó los rumores de acercamiento entre Morena y el gobierno de Maduro como “informaciones falsas” y aseveró que su difusión responde a una tentativa de “desacreditarnos por cualquier vía y con cualquier pretexto”, pues sostuvo que Morena encabeza las intenciones de voto para la elección presidencial del próximo año.

Pero Enrique Ochoa Reza, el secretario general del PRI, no desaprovechó la oportunidad: durante el evento de cierre de campaña de Alfredo del Mazo Maza –el candidato a la gubernatura del Estado de México y primo de Enrique Peña Nieto– que se llevó a cabo hoy en Ecatepec, el priista declaró que Morena pretende “convertir a México en Venezuela”.

“Si tanto le gusta a AMLO Venezuela, que se vaya a vivir a Venezuela”, resaltó, bajo los gritos de aprobación de los militantes priistas.

La entrada Escala conflicto diplomático México-Venezuela tras declaraciones de Videgaray    aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México