Puede que no te guste, pero mantenerte alejado de la red social más grande del mundo probablemente te haga más feliz. Investigadores daneses pidieron a varias personas que dejaran de usar su cuenta temporalmente, y de acuerdo con su informe, El experimento de Facebook: ¿las redes sociales afectan la calidad de nuestras vidas?, a cargo del Instituto de Investigación de la Felicidad, sí existió un cambio en ellos.

 

Los investigadores señalaron que el 94% del total de participantes visitó Facebook diariamente. Posteriormente, dividieron a los mil 95 daneses en dos grupos.

 

Uno de ellos continuó usando la red como lo haría normalmente, mientras que el otro dejó de emplear la plataforma durante siete días.

 

Al final de la semana, se pidió a los participantes que evaluaran su "satisfacción con la vida" en una escala del cero al 10. Ésta se comparó con la calificación que habían dado antes del inicio del estudio.

 

Los investigadores encontraron que el grupo que continuó usando Facebook, inicialmente reportó una puntuación de 7.67, la cual aumentó a 7.75 en la semana del escrutinio. Para el segmento que abandonó el sitio, su calificación pasó de 7.56 a 8.12 puntos.

 

Los integrantes del segundo también se mostraron menos preocupados, con menos sentimientos de soledad y estrés, en comparación con quienes permanecieron en la red social. 

 

Meik Wiking, director general del Instituto de Investigación de la Felicidad, atribuyó los resultados a las tendencias de las personas a compararse con otras. Además, agregó que Facebook distorsiona nuestra percepción de la realidad, dado que la mayoría de los usuarios sólo publica cosas positivas. 

 

El estudio llega después de que la adolescente Essena O'Neill, estrella de Instagram, hiciera un post donde explica lo que realmente es vivir su vida a través de las redes sociales.

 

En un video, refirió que las plataformas sociales la hicieron "miserable" y advirtió a sus miles de seguidores: "Las redes sociales, sobre todo como las usé, no son reales. Son imágenes artificiales y clips editados entre sí. Es un sistema basado en la aprobación social".

Fuente y nota completa: Paréntesis.com