NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- El gobierno de Estados Unidos solicitó la extradición del Eugenio Hernández Flores, exgobernador de esta entidad, para que sea juzgado por los delitos de lavado de dinero, y demandó a las autoridades mexicanas que lo retengan.

“A petición diplomática del gobierno de los Estados Unidos de América –dice el oficio DGP/2581/17 enviado al Poder Judicial de la Federación– solicito la detención provisional con fines de extradición contra Eugenio Hernández Flores”.

De inmediato, el juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal de Ciudad Victoria, Raymundo Serrano Nolasco, liberó la orden para que el exgobernador sea retenido en la prisión de Ciudad Victoria.

Desde el pasado 16 de agosto, el gobierno estadunidense solicitó al Distrito Sur, División Corpus Christi, de la Corte de Texas –donde se lleva el proceso judicial contra Hernández Flores–, cinco copias certificadas de la “orden de captura” contra el exmandatario de Tamaulipas y su cuñado Óscar Manuel Gómez Guerra.

Una fuente relacionada con la corte texana mencionó a Apro que las copias de las cinco órdenes de detención eran para solicitar la extradición de Hernández Flores en el caso de que fuera detenido en el extranjero.

Los delitos que cometió Hernández Flores durante su administración (2005–2010) fueron investigados por una “fuerza de tarea” del Departamento de Justicia, llamada Organized Crime Drug Enforcement Task Force.

En las indagaciones participaron, además de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el Servicio de Investigación Criminal de Impuestos Internos; Seguridad Nacional de Investigaciones, los marshalls federales y el Buró Federal de Investigación (FBI).

El centro de operaciones se ubicó en la ciudad de Houston, desde donde se monitorearon los sobornos que recibió Hernández Flores durante su gestión como gobernador de manos de sicarios de Los Zetas que posteriormente fueron depositados en bancos texanos.

Los resultados de las investigaciones concluyeron: “Eugenio Hernández ha sido identificado por la DEA como quien recibió sobornos del cártel de drogas Los Zetas, una organización criminal transnacional, a cambio de que éste tuviera la capacidad para operar sin restricciones en Tamaulipas, mientras fue gobernador”.

Los delitos que se le imputan a Hernández Flores en la corte del Distrito de Texas son: asociación delictuosa para cometer el delito de lavado de dinero; operar un negocio para enviar dinero sin licencia, y por asociación delictuosa para cometer fraude bancario.

La entrada EU solicita retener al exgobernador Eugenio Hernández con fines de extradición aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México