Luego del desastre que ocasionaron los terremotos de septiembre del año pasado, los estudiantes mexicanos Adrián Mata y Osvaldo Uriel Frías, de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA), del IPN, comenzaron a desarrollar una plataforma para ayudar a los usuarios a monitorear a sus familiares, principalmente.

 

 

El resultado es Finder, una aplicación que permite localizar a las personas extraviadas después de un sismo, mediante sus celulares, sin importar que éstos no se encuentren conectados a Internet. 

 

La ubicación se realiza a través de referencias geográficas y las coordenadas de los dispositivos, sin ningún intermediario ni punto de acceso inalámbrico. 

 

Finder basa su funcionamiento en la tecnología Wi-Fi Direct de los teléfonos, mediante la cual crea redes inalámbricas que los comunican entre sí.

 

Gracias a estas redes, se obtiene información acerca de los dispositivos móviles cercanos (en un área de alrededor de 500 metros). Los datos obtenidos se procesan y almacenan mediante una API Web, la cual permite que los usuarios con acceso a Internet realicen búsquedas, tanto de personas como de incidentes.

 

Adicionalmente, Finder integra un servicio que monitorea constantemente las redes sociales del Servicio Sismológico Nacional, con el fin de ofrecer información en caso de un terremoto y dar la posibilidad de comunicarse con grupos para organizar brigadas.

 

Por otro lado, también se creó una página web en la que las personas que no cuentan con un celular o lo hayan perdido tras un sismo, puedan localizar a sus familiares y saber dónde se requiere ayuda.

 

Finder se desarrolló para el sistema operativo Android, y los pasos que siguen para sus creadores son obtener los permisos para tener también la versión para iOS. Posteriormente, el objetivo es colocarla en las tiendas de apps de ambas plataformas.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com