Fitbit anuncia sus nuevas pulseras de actividad física, Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2, las cuales tienen un diseño más estilizado y moderno con respecto a sus antecesores, y buscan que el usuario responda a la pregunta: "¿Qué tan sano estoy?"

 

El nuevo Fitbit Charge 2 cuenta con una pantalla (OLED) cuatro veces más grande que el Charge original, aunque todavía no incluye GPS. Tiene la tecnología PurePulse, que se encarga de medir tu ritmo cardiaco y las calorías quemadas.

 

Ofrece recordatorios de actividad física, monitoreo de sueño, batería con hasta cinco días de duración y SmartTrack, que registra automáticamente la actividad que estás realizando, como caminata o bicicleta, por ejemplo, para que solo te concentres en conseguir tus metas.

 

Por su parte, Fitbit Flex 2 utiliza un sistema de luz LED para mantener a los usuarios al día con su progreso, el cual también sirve como un indicador de llamadas y mensajes de texto.  

 

Tiene un funcionamiento muy similar al que ofrece Fitbit Charge 2, pero una de sus principales diferencias es que podrás meterte a nadar con el Flex 2 sin problemas (registra tus ejercicios de natación). 

 

Además, cuenta con las bandas intercambiables de marcas como Public School, Vera Wang y Tory Burch.

 

"Flex 2 es a prueba de agua y le añadimos más características en un diseño que es 30% más pequeño que el original”, expresó James Park, consejero delegado y fundador de Fitbit.

 

Fitbit Charge 2 tiene un precio de 149.95 dólares (aproximadamente 2 mil 790 pesos), mientras que Fitbix Flex 2, 99.95 dólares (aproximadamente mil 859 pesos). Se podrán preordenar desde este 30 de agosto y estarán disponibles, a nivel mundial, con distintos distribuidores a partir de septiembre y octubre.

 

Nota relacionada: ¿Motivado por Río 2016? Ponte en marcha con estos wearables

Fuente y nota completa: Paréntesis.com