CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En Chihuahua siguen la inseguridad y la violencia porque el cambio a gobierno panista fue una simulación y una farsa, consideró Andrés Manuel López Obrador en visita a esa entidad.

El presidente nacional del partido Morena destacó que continúan homicidios y masacres en la entidad y Javier Corral, actual gobernador panista del estado, “no ha dado el ancho”.

Corral “se ha dedicado a la simulación, a la publicidad, no ha servido”, dijo el excandidato presidencial.

“Hoy en la mañana, en Cuauhtémoc (municipio), me paré en la caseta de cobro para grabar un video en donde digo que Corral ya va a cumplir un año y no ha hecho nada; lo único que veo es que pintó las casetas de cobro de azul”, afirmó López Obrador.

El exjefe de gobierno de la Ciudad de México sostuvo que la inseguridad y la violencia en Chihuahua, como en todo México, se han desatado porque desde hace muchos años no se atienden las causas.

“Se deben atender las causas, apoyar la actividad productiva, que haya empleos, fijar precios de garantía, atender a los jóvenes”, añadió.

Manifestó que, además, es necesaria la coordinación en todo lo relacionado con la seguridad pública porque actualmente cada quien hace lo que considera: “El Ejército está por un lado, la Marina por otro, la Policía Ministerial, las municipales, las estatales. Hay que cambiar esto”.

López Obrador agregó que es necesario buscar la paz, acabar con la guerra, ya que no se puede enfrentar violencia con violencia. “Hay que hacer una convocatoria. Cuando triunfe nuestro movimiento vamos a cambiar la estrategia que es atender las causas, no el uso de la fuerza”.

Sobre el municipio de Madera, el presidente del CEN de Morena comentó que se están viviendo momentos difíciles en inseguridad, pero es necesario enfrentar el asunto, “no es escondiéndose como se resuelven las cosas. No traigo guardaespaldas porque el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”.

López Obrador insistió en la necesidad de convocar a la paz:

“Acabo de visitar países de Sudamérica, estuve en Chile, Ecuador y El Salvador; en este último había una violencia terrible, una guerra, murieron miles de campesinos, obreros, empresarios, policías, soldados, monjas, sacerdotes”, explicó.

Añadió que luego de esa tremenda crisis, los salvadoreños tomaron la decisión de hacer la paz; firmaron un acuerdo en 1992 y desde entonces disminuyó la violencia, “siguen con problemas sociales, pero no hay el nivel de violencia que había antes”, aseguró.

López Obrador reiteró que el principal problema de México es la corrupción: la pobreza, la inseguridad y la violencia son consecuencias.

La entrada Gobierno de Corral “no ha dado el ancho”; siguen violencia e inseguridad en Chihuahua: AMLO aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México