p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 11.0px Helvetica; color: #000000; -webkit-text-stroke: #000000}
p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 11.0px Helvetica; color: #000000; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 13.0px}
span.s1 {font-kerning: none}

Investigadores del proyecto Google Brain ya habían logrado que la inteligencia artificial hiciera obras de arte psicodélicas; ahora la compañía se mueve hacia algo todavía más profundo. 

 

De acuerdo con New Scientist, dos investigadores de la compañía publicaron un artículo en el que reportan que tres redes neurales –llamadas Alice, Bob y Eva– lograron comunicarse utilizando encriptaciones creadas por ellas mismas. 

Las redes neurales son sistemas computacionales basados en neuronas artificiales. 

 

El experimento consistió en lo siguiente:  Alice tenía que mandar un mensaje secreto que sólo Bob pudiera leer utilizando una llave, mientras Eva intentaría descubrirlo y descodificarlo.  

 

Al principio, Alice y Bob eran malas cifrando mensajes, pero en el curso de 15 mil intentos, aprendieron y mejoraron. El mensaje era sólo de 16 bits. 

 

New Scientist afirma que la investigación no será útil en un futuro próximo, pero sí constituye un gran paso para las máquinas, porque los investigadores ignoraron qué tipo de método de codificación utilizaron.

 

En este sentido, Endgadget explica que es un ejercicio interesante, pero que por ahora no debemos preocuparnos de máquinas comunicándose detrás de nosotros. 

 

Nota relacionada: Obama habla sobre los riesgos de la inteligencia artificial

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com