La Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés) lanzó con éxito su cohete más pesado hasta la fecha, en un hecho histórico, lo que le permitirá depender menos de los vehículos europeos para enviar sus satélites.

 

El GSLV Mark III despegó desde la Bahía de Bengala, en la isla de Sriharikota, con el objetivo de poner en órbita el satélite de comunicaciones GSAT-19, el cual pesa más de tres toneladas y mide 43 metros de alto, casi tan alto como el Palacio de Bellas Artes (44 metros).

 

De acuerdo con el jefe de la ISRO, A.S. Kiran Kumar, fue un lanzamiento perfecto: "La información del satélite está siendo registrada y es buena".

 

La prensa local ha comparado el cohete con el peso de 200 elefantes o cinco jumbo jets, sin embargo, no es el más pesado del mundo.

 

Ese título le pertenece al Saturn V, de la NASA, usado entre 1967 y 1973, el cual pesaba cuatro veces más que el GSLV Mark III. De hecho, Estados Unidos, Rusia, China, Japón y la Agencia Espacial Europea tienen la capacidad para lanzar satélites de más de tres toneladas.

 

Los éxitos de la ISRO incluyen el lanzamiento de una sonda espacial que ha estado orbitando Marte desde 2014 y el lanzamiento de más de 100 nanosatélites a principios de año, y se espera que el “monstruo” pueda llevar a un astronauta al espacio para 2024.

 

De lograrlo, India sería el cuarto país en enviar a una persona al espacio. Estados Unidos, China y Rusia son los únicos que lo han hecho.

 

Nota relacionada: Nave espacial 'Cassini' se mete entre Saturno y sus anillos

Fuente y nota completa: Paréntesis.com