Según la OMS, el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años de edad, mientras que, cada año, alrededor de 800 mil personas se quitan la vida en todo el mundo.

 

Ante este panorama, a mediados de este año, Facebook habilitó de manera global las opciones para reportar publicaciones que mostraran actitudes suicidas.

 

Ahora, este tipo de herramientas llega también a Instagram, plataforma que pertenece a la red de compañías de Mark Zuckerberg. Estas funciones fueron creadas en colaboración con algunas asociaciones que se dedican a brindar apoyo a las personas que lo necesitan y aquellas especializadas en la prevención del suicidio.

 

De esta manera, la red social de fotografía permite reportar cuando un usuario publique una imagen que haga alusión a que está pasando por problemas que podrían ocasionar que atente contra su propia vida.

 

Los reportes son anónimos, y en el momento en que son recibidos, la plataforma enviará un mensaje al usuario que haya subido la foto: "Alguien vio uno de sus mensajes y cree que podría estar pasando por un momento difícil. Si necesita apoyo, nos gustaría ayudarle".

 

Adicionalmente, la persona afectada recibirá accesos directos a líneas telefónicas de ayuda y opciones para ponerse en contacto con sus amigos más cercanos.

 

Por otro lado, si un usuario incluye en sus publicaciones algún hashtag que haga alusión al suicidio o que indique que podría llegar a cometerlo, la aplicación desplegará de forma automática un mensaje similar, en el que se le ofrece ayuda.

 

Además, la plataforma hace posible el reporte anónimo de comentarios y publicaciones ofensivos o que contengan algún tipo de abuso, lo cual se suma a la opción para moderar comentarios, que se introdujo hace algunas semanas.

 

Estas nuevas herramientas están disponibles inicialmente en Estados Unidos, y pronto llegarán, de manera gradual, a los más de 500 millones de usuarios de Instagram.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com