A finales de marzo, Apple liberó la más reciente actualización de su sistema operativo para dispositivos móviles, iOS 11.3, la cual agrega herramientas como la que tiene que ver con la administración de la batería y nuevos animojis, entre otras.

 

Si aún no la has descargado y por alguna razón tuviste que cambiar la pantalla de tu iPhone con un proveedor independiente a Apple, tal vez quieras esperar un poco para instalarla.

 

De acuerdo con varias fuentes, los usuarios que cambiaron la pantalla de su teléfono en otro lugar diferente a Apple, reportaron que éste ha perdido la capacidad táctil tras haber actualizado a iOS 11.3, es decir, es prácticamente inservible.

 

Parece que los que atraviesan esta situación son dueños de un iPhone 8, 8 Plus o iPhone X, la nueva generación que se dio a conocer el pasado septiembre. 

 

Incluso aquellos teléfonos con piezas de reemplazo originales, de Apple, tienen problemas. Algunos dueños del iPhone descubrieron que los sensores de luz ambiental no funcionan y cambian el brillo de la pantalla automáticamente, tras la actualización.

 

Hasta ahora, se desconoce a qué se debe la situación, pero en lo que se aclaran las cosas, determinados servicios externos de reparación de celulares, se están negando a tocar nuevos iPhone.

 

Cabe recordar que la postura de Apple sobre las reparaciones de terceros siempre ha sido clara, al grado de advertirles a sus clientes los riesgos que corren al acudir a ese tipo de lugares.

 

Y sólo para saber, la reparación de la pantalla del iPhone X cuesta 5 mil 800 pesos, la del iPhone 8 Plus, 3 mil 599 pesos, y la del iPhone 8, 3 mil 209 pesos. Aquí puedes ver todos los precios.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com