Una de las grandes ventajas del iPhone es la facilidad con la que Apple distribuye las actualizaciones de su sistema operativo. De hecho, la información más reciente de Apple sobre el nivel de adopción de iOS 10 refleja que está instalado en cerca de nueve de cada diez iPhones. Y aunque esta realidad es favorable a los desarrolladores, en ocasiones resulta en bajas de rendimiento que afectan nuestra experiencia de uso, especialmente si se trata de un iPhone con algunos años de antigüedad.

 

Los modelos más antiguos de iPhone que aún son compatibles con iOS 10.3.2 son el iPhone 5 y iPhone 5c. Si posees alguno de estos modelos o notas que tu iPhone va más lento que antes, sigue estos consejos para mejorar tu experiencia.

 

Libera espacio de almacenamiento

Si tu iPhone está corto en su capacidad de almacenamiento, digamos por debajo de 1GB, liberar un poco de espacio puede resultar en una mejora de rendimiento. Y no hace falta romperse la cabeza pensando qué fotos borrar o qué apps desinstalar. Existe un proceso sumamente sencillo que no toma más de tres minutos y puede liberar, como por arte de magia, hasta 4GB de almacenamiento.

 

Para liberar memoria en tu iPhone, primero revisa cuánto espacio tiene disponible. Consúltalo en Configuración > General > Almacenamiento y selecciona Administrar Almacenamiento dentro de la opción Almacenamiento (no en iCloud). Ahí podrás verificar cuánto almacenamiento tiene disponible tu iPhone.

 

Y para liberar memoria rápidamente, abre iTunes y trata de comprar una película. Nosotros sugerimos hacerlo con Star Wars: El Despertar de la Fuerza (6GB aproximadamente). No te preocupes, no comprarás ninguna película dado que tu iPhone no tiene espacio suficiente para almacenarla. Espera unos minutos hasta que tu iPhone te arroje este mensaje:

 

Y listo, vuelve a revisar cuánto almacenamiento disponible tiene tu iPhone. Encontrarás una grata sorpresa. ¿Qué es lo que hace el iPhone? No lo tenemos completamente seguro, pero suponemos que el iPhone elimina el caché o depura archivos innecesarios.

 

Apaga descargas automáticas

Hay una razón por la que tu iPhone con iOS 10 dejó de recordarte que varias apps requerían ser actualizadas: lo hacen automáticamente en segundo plano. Sin embargo, actualizar apps de esta forma es un proceso que consume recursos del CPU de tu iPhone, sin mencionar que también consume bastante batería. Sin embargo, si desactivas esta característica tu iPhone podría mejorar su rendimiento.

 

Para hacerlo, ve a Configuración > iTunes & App Store y desactiva el botón de Actualización. También puedes hacerlo con tu Música, Apps y Libros, sin embargo recuerda que al hacerlo se suspenderán algunos procesos de sincronización con tus otros dispositivos Apple.

 

Apaga la actualización en segundo plano

Además de actualizar las apps en segundo plano, iOS 10 también las “refresca” para que cuando las abras siempre encuentres contenido nuevo. Esta característica es muy utilizada en apps de redes sociales como Facebook o Instagram, y aunque es útil, también mantiene ocupado el CPU de tu teléfono.

 

Para desactivarlo, ve a Configuración > General > Actualización en 2o. plano y desactiva el botón. También puedes desactivar la función en ciertas apps si así lo deseas.

 

Reduce efectos de movimiento y transparencias

Buena parte del encanto de iOS radica en que es visualmente atractivo, y Apple lo logra añadiendo distintos efectos que generan cierto efecto de profundidad a medida que ladeas tu iPhone o abres y cierras apps. Y claro, si su teléfono no está ralentizado lucen bastante bien, pero pueden entorpecer la experiencia de uso si el iPhone es algo viejo.

 

Para desactivarlos ve a Configuración > General > Accesibilidad y desactiva las opciones Reducir movimiento y Aumentar el contraste. Sin embargo, recuerda que si utilizas lentes es posible que notes un cambio en la legibilidad del contenido de tu iPhone.

 

Limita las apps que rastrean tu ubicación

 

Aunque las apps que rastrean tu ubicación repercuten más en el rendimiento de la batería que en del CPU, menos apps realizando el proceso podría mejorar ligeramente el rendimiento de tu iPhone. Para limitarlo ve a Configuración > Privacidad > Localización. Te aconsejamos no desactivar la opción en su totalidad, así que revisa la lista y checa cuáles son las apps que ocupas con menor frecuencia.

 

Reinicia

Sí, así de simple. Si tu iPhone lleva algunos días o semanas sin parar, reiniciarlo podría resultar en una mejora de rendimiento.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com