Jaguar Land Rover presenta un proyecto histórico para el futuro de los autos y, probablemente también, del entorno con el que se relacionan: desarrollo de tecnología para vehículos autónomos conectados entre sí.

 

Esta investigación, con una duración de cuatro años, se llevará a cabo en Reino Unido, de la mano de Ford y Tata Motors, con altos estándares como los de UK Autodrive, un consorcio formado por empresas de tecnología, automación, autoridades locales e instituciones académicas. El proyecto ha sido presentado en las instalaciones de MIRA.

 

 

Con más de cien vehículos prueba, en los que se buscará el funcionamiento perfecto de su autonomía bajo cualquier circunstancia, como los imperantes cambios de clima; es como se probarán tres tecnologías nuevas, frutos de las primeras investigaciones.

 

Tecnología 'Advanced Highway Assist': los vehículos podrán adelantar a otros y mantenerse en un mismo carril sin que el conductor toque el volante o los pedales.

 

Tecnología 'Electronic Emergency Brake Light Assit': frenado de emergencia.

 

Tecnología 'Green Light Optimal Speed Advisory': con una finalidad ecológica, los vehículos se conectarán con los semáforos para recomendar al conductor la velocidad ideal para llegar a ellos en verde.

 

Jaguar Land Rover busca actuar con responsabilidad global. Consciente del impacto que pueden tener sus tecnologías y de las tendencias, busca unir fuerza para pasar de la conectividad de sus propios vehículos al trabajo colaborativo, como lo declaró Tony Harper, jefe de investigación de Jaguar Land Rover.

 

Sabemos el gran potencial que tienen estas tecnologías para los vehículos del futuro en todo el mundo. Hasta ahora habíamos centrado nuestros esfuerzos en la comunicación entre vehículos Jaguar y Land Rover, pero este enfoque colaborativo es un paso de gigante hacia la futura cooperación en el desarrollo de tecnologías para vehículos autónomos y conectados.

        

Con esto en mente, Jaguar Land Rover desarrolla tecnologías tanto para vehículos totalmente autónomos como semiautónomos que ayudarán al conductor en los momentos más complicados, sin quitarle la emoción de manejar un auto que se conduce solo. La idea es que los vehículos autónomos sean viables con todas las condiciones meteorológicas, tanto dentro como fuera de las carreteras.

 

Con el anuncio recordamos los primeros pasos que llevaron a Jaguar Land Rover a estos resultados, aquí te dejamos algunos:

 

Tecnología de sexto sentido, un desarrollo para monitorear ondas cerebrales y disminuir accidentes por conductores distraídos. Y tecnología para activar limpiadores con los ojos. Posteriormente, ambas investigaciones evolucionaron a 'Driver Monitoring System'.

 

Jaguar Bike Sense: sensores para detectar bicicletas y motocicletas.

 

Sistema de visión panorámica 360º: un sistema que proyecta un “automóvil virtual” en el parabrisas del vehículo.

 

Y finalmente, el pasado 2 de febrero de 2016, Jaguar Land Rover probó sus primeros cinco vehículos autónomos en Inglaterra, en el programa Ambiente de Transporte Inteligentemente Conectado.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com