XALAPA, Ver. (apro).- La defensa legal de Javier Duarte en Guatemala y México difundió un comunicado en el cual asegura que el exmandatario preso se “allanó” al proceso de extradición, tras considerar que las acusaciones en su contra por delincuencia organizada, tráfico de influencias, desvío de recursos, peculado y abuso de autoridad son “infundadas, ligeras, vagas e imprecisas”.

En el comunicado, Carlos Velázquez, abogado centroamericano quien encabeza la defensa de Duarte en Guatemala, confirma que su cliente decidió allanarse por considerar “débiles” las acusaciones del “gobierno pasajero de Miguel Ángel Yunes”, por lo que prefiere enfrentar dichas imputaciones de inmediato.

En la Torre de Tribunales de Guatemala, durante su segunda audiencia en aquella nación, Duarte de Ochoa no desaprovechó su turno al micrófono para calificar como “gobierno fallido” a la actual administración de Miguel Ángel Yunes.

Un sonriente Duarte aseguró que, aunque la oposición “se llena la boca” hablando del desvío de miles de millones de pesos ante los medios de comunicación, la realidad es que él no firmaba transferencia alguna, sino sus colaboradores.

“Las acusaciones son dictadas desde el escritorio de un gobernador que quiere llevar la política a la arena jurídica”, se acusa en el comunicado.

La defensoría legal de Duarte fustigó que hoy la administración de Yunes pretende gobernar e influir en el ánimo de los ciudadanos a través de transmisiones de la red social de Periscope.

“Sus atrocidades se caerán como un castillo de naipes (sic), no hay tiempo que perder, vamos a México a enfrentarle”, se advierte en el comunicado.

La defensora legal del expriista Javier Duarte aseguró que esperará la audiencia del próximo 4 de julio, donde se desahogarán las acusaciones del gobierno federal de México.

En el resto de la misiva-comunicado, la defensa de Duarte de Ochoa ataca sistemáticamente al actual gobierno de Yunes, y desnuda el franco interés de que sea su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez quien lo suceda en el cargo, el año entrante.

Duarte de Ochoa cumplió ya 75 días en una prisión militar de Guatemala, luego de que la PGR obtuvo una orden de aprehensión por los delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada, peculado, desvío de recursos y abuso de autoridad, entre otros.

Tanto el gobierno federal como el local de Miguel Ángel Yunes Linares han solicitado su extradición a la República de Guatemala.

Actualmente, en cárceles de Veracruz se encuentran presos su exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez; el de Obras Públicas, Francisco Valencia y su extesorero Mauricio Audirac.

Investigados también, pero con protección federal y local, se encuentran sus extesoreros Tarek Abdalá y Vicente Benítez, así como sus exsecretarios Alberto Silva, Erick Lagos y Édgar Spinoso.

En Veracruz, durante el pasado proceso electoral, fue una promesa de campaña de Yunes el que, si ganaba la gubernatura, Duarte “pasaría la Navidad” en la cárcel.

Desde abril pasado la esposa de Javier Duarte, Karime Macías, y sus tres hijos partieron en un avión comercial a Europa.

La entrada Javier Duarte acepta ser extraditado a México; gobierno de Yunes es “fallido”, dice aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México