CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a las autoridades en los distintos niveles de gobierno a emprender acciones y políticas para favorecer el goce y ejercicio efectivos del derecho de toda persona a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de hijos que desean tener, así como el acceso a información en materia demográfica.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Población, que se celebra el 11 de julio, el organismo precisó que entre los desafíos de México en materia de derechos humanos destaca el correspondiente a la disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad en la observancia de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Lo anterior, apuntó, en manifestaciones tan diversas como proveer condiciones dignas de vivienda, un nivel de vida adecuado, acceso a servicios públicos e incluso protección de los recursos naturales.

En segundo lugar, agregó, el crecimiento de la población impone retos al ejercicio de los derechos civiles y políticos, y al cumplimiento de las obligaciones generales de respeto y protección.

En ese sentido, consideró que la adopción de políticas públicas y estrategias dirigidas a la estabilización demográfica, en las que indudablemente se circunscriben las relativas a la difusión y acceso a la información sobre planificación y control de la natalidad, resulta crucial para el goce y ejercicio de los derechos humanos, e incluso constituye un mecanismo de importancia vital para la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La CNDH hizo hincapié en que la adopción y cumplimiento de tales políticas resultan decisivos en el goce y ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, al proveerse de un acceso libre, responsable e informado de toda persona a los medios anticonceptivos y de planificación familiar disponibles, que en su caso faciliten decidir sin restricciones sobre el número y espaciamiento de sus hijos.

De igual manera, hizo notar que la observancia de los derechos humanos antes mencionados es interdependiente con la accesibilidad y disponibilidad de los datos estadísticos e información en materia demográfica.

Destacó que históricamente la población de México ha ido en aumento.

En 1821, al inicio de su vida independiente, la población oscilaba en torno de los 5 millones de habitantes, mientras en 1857 incrementó a 8 millones.

Al promulgarse la Constitución de 1917 se estimaba una cifra de 14 millones de personas, que ascendió a 28.5 en 1950, 48.2 en 1970, y finalmente 119 millones 530 mil 753 en 2015, según cálculos de la encuesta intercensal del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) de ese mismo año.

Por su parte, en las proyecciones de la población mundial publicadas por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 21 de junio de este año, se expuso que México cuenta con una población de 129 millones 163 mil habitantes.

En este sentido, si bien la evolución demográfica de nuestro país presenta avances significativos en temas como el aumento de la esperanza de vida (de 33 y 34.7 años en el caso de los hombres y mujeres, respectivamente, en 1930, a 72.6 y 77.8 en los mismos rubros para 2016), la disminución de la tasa de mortalidad, así como la dinamización y diversificación de la actividad económica, entre otros factores, el notable crecimiento poblacional —aun en tasas bajas como las reportadas en los últimos años—, los fenómenos migratorios y el crecimiento de población urbana frente al detrimento de la población rural suponen grandes retos para el Estado Mexicano, concluyó la CNDH.

La entrada La CNDH pide adoptar políticas públicas dirigidas a la estabilización demográfica aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México