El iPhone X aún no ha salido a la venta y ya comenzaron a surgir los primeros detalles de los que serán sus sucesores.

 

Se dice que los modelos del próximo año lucirán los mismos componentes de la cámara TrueDepth, una de las mayores novedades del mejor teléfono de los de Cupertino para esta año. 

 

Según la información MacRumors, que cita a Ming-Chi Kuo, analista de KGI Securities, la compañía habría logrado estabilizar la manufactura de la avanzada cámara, por lo que “no repetirá el mismo error de interrupción del suministro y retraso de la producción visto en el iPhone X”.

 

Kuo prevé que los envíos de los iPhone del próximo año llegarán a tiempo y con suficientes unidades para cubrir la demanda a finales del tercer trimestre de 2018.

 

Llama la atención, de acuerdo con el analista, que los celulares del siguiente año no tendrían la funcionalidad de TrueDepth en la cámara trasera: todo se seguiría concentrando en la frontal. 

 

La razón de ello es que Apple aprovecharía la ventaja tecnológica que le dio iPhone X sobre sus competidores más cercanos, y no elevaría los precios de sus futuros iPhone (el nuevo teléfono se vende en México a partir de los 23 mil 499 pesos).  

 

El iPhone X sale a la venta este viernes 3 de noviembre. Entre sus principales atractivos, están su pantalla OLED de 5.8 pulgadas que cubre todo el frente del equipo, carga inalámbrica y Face ID, la tecnología que permite el desbloqueo del celular con el rostro. 

 

Si bien sí habrá unidades en las tiendas ese día, la misma Apple ha recomendado a los usuarios interesados llegar temprano para que tengan más posibilidades de hacerse del mejor teléfono de la compañía para este año. 

 

Bonus: reseña de los iPhone 8 y 8 Plus

Fuente y nota completa: Paréntesis.com