En 1986, la planta de estampado y ensamble de Ford en Hermosillo se convertiría en uno de sus proyectos más ambiciones en términos de producción. Tres décadas después, Ford celebra los logros de su planta en México, y el valor que representa para la compañía el transformar –una vez más- cómo se mueve el mundo.

 

Avances de Ford en Hermosillo

 

Desde 2004, la compañía integró un nuevo campus con 14 edificios dentro del perímetro de la planta, albergando a 17 proveedores. Este proyecto permitió a la planta, tener acceso directo y flujo continuo en materiales.

 

En 2012, se convirtió en la primera en el país en producir vehículos de lujo al introducir el Lincoln MKZ. 

 

Recientemente Ford realizó una inversión de 1.3 mil millones de dólares para aumentar su capacidad. Para el estado de Sonora, donde la industria automotriz representa el 8% del PIB, la llegada de la planta ha significado un impulso a la economía. Hoy en día es la única en producir vehículos híbridos, demostrando su confianza por la ingeniería y mano de obra mexicana.

 

Gabriel López, presidente y CEO de Ford de México, comentó: “El reto siempre ha sido estar a la vanguardia en la producción de nuestros vehículos. El 30 aniversario de la planta de Ford en Hermosillo, es un claro ejemplo de que incluir innovación y tecnología, así como apostar por el talento mexicano, son clave para aumentar nuestra competitividad y entregar mejores autos, más relevantes para los clientes”.

 

 

Alta tecnología en Ford Hermosillo

 

Cabe señalar que es una de las plantas automotrices más avanzadas en México. En ella, existen más de 500 robots de última generación y ha sido recomendada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como la mejor planta en aspectos de calidad.

 

Con tres turnos y más de tres mil sonorense laborando en ella, la planta logra embarcar diariamente 1,450 unidades de Fusion y Lincoln MKZ, así como las versiones híbridas de ambos modelos. Cada año se exportan un promedio de 260 mil y 38 mil modelos (Fusion y Lincoln MKZ) a mercados como: Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, Corea, Medio Oriente, Así-Pacífico y África.

 

Integra un sistema de manufactura flexible, que es uno de los más avanzados en el ramo y bajo el cual, en una misma línea es posible ensamblar vehículos de dos diferentes divisiones. De igual manera, la planta emplea un herramental re-programable, que disminuye costos y tiempo al cambiar los aspectos de los vehículos.

 

 

Además de alta calidad, la planta de Hermosillo logra beneficios al medio ambiente, contando con las certificaciones ISO9001 e IS014000. 

 

México es el cuarto productor de vehículos Ford, sumando la producción de Fiesta en Cuautitlán, Estado de México. También ocupa el segundo lugar en proveeduría para Ford fuera de Estados Unidos. Actualmente, la compañía destina 12 mil millones de dólares en compras a proveedores dentro del país, lo que significa de un 11 a 12% del total de compras de Ford a nivel mundial. 

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com