La campaña JugueFord celebró su quinta edición y lo hizo en grande pues repartió juguetes a dos mil niños alrededor de la república. Los empleados de sus oficinas corporativas y de sus plantas en Irapuato, Chihuahua, Hermosillo y Cuautitlán, apadrinaron escuelas primarias, entre ellas algunas Ford para realizar las donaciones.

 

Entre las escuelas beneficiadas se encuentran: la Escuela Ford 142 de Hermosillo, la Escuela Ford 191 de Chihuahua, la escuela Sor Juana Inés de la Cruz en Irapuato y la Escuela Ford 203 de Atlacomulco, Estado de México. Adicionalmente, la planta de Cuautitlán realizó donaciones a los niños de la escuela “Carlos A. Carrillo” en Tultitlán.

 

Gracias al trabajo en conjunto de los empleados de Ford de México y las asociaciones internas como Líderes Contribuyendo y Seres Humanos, que lograron beneficiar a escuelas en sus localidades, la campaña de este año fue la más exitosa.

 

 

Esta actividad también se suma a los esfuerzos del Comité Cívico de Ford y sus distribuidores por beneficiar a sus comunidades. A 50 años de su formación, el Comité ha buscado generar diversas actividades que tengan un impacto positivo en la comunidad, como es el caso de la construcción y donación de más de 193 escuelas primarias Ford alrededor del país a través del programa Educación en Movimiento.

 

El programa, además de encargarse de mejorar constantemente las instalaciones físicas y tecnológicas de los planteles educativos, capacita docentes, promueve cursos de valores y principios para los estudiantes, y, sobre todo, busca proveer de espacios recreativos y de felicidad para los niños a través de campañas como JugueFord.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com