Existe la leyenda urbana de que Apple “obliga” a sus clientes a cambiar de celular,  al hacer que sus teléfonos viejos corran más lento.

 

En estos días, la idea cobró fuerza nuevamente, gracias a un artículo de Geekbench que publica los resultados de unas pruebas de resistencia que comparan el rendimiento de un iPhone viejo con uno nuevo; se puede ver que con el tiempo, se hacen más lentos. Sin embargo, no tiene nada que ver con que Apple quiera que cambies de teléfono.

 

Lo que sucede en realidad es que la compañía de Cupertino se enfoca en suavizar los picos altos y rápidos de consumo de batería que pueden causar problemas con las pilas más viejas, según explica el gigante californiano en un comunicado, enviado a TechCrunch.

 

“Las baterías de litio se hacen menos capaces de suministrar las demandas de corriente máxima cuando están en bajas temperaturas, tienen poca carga de batería o envejecen con el tiempo, lo que puede provocar que el dispositivo se apague inesperadamente para proteger sus componentes electrónicos”, refirió Apple.

 

Es por ello que el año pasado, los de Cupertino lanzaron una nueva función para el iPhone 6, iPhone 6s y iPhone SE, “para suavizar los picos instantáneos (de energía) cuando sea necesario, con el fin de prevenir que el celular se apague durante esas condiciones”.

 

La misma función ahora está disponible para el iPhone 7 con la actualización de iOS 11.2, y Apple planea añadir la compatibilidad para otros productos en el futuro. 

 

En otras palabras, sí, los teléfonos viejos se hacen más lentos, tal como lo demuestran los resultados de las pruebas, pero no es una conspiración para que compres un nuevo celular, más bien, un sistema para proteger tu teléfono, si es cierto lo que dice Apple. 

 

Ahora, ten en cuenta que cuando se realizan ese tipo de pruebas, las firmas someten los equipos a situaciones extremas, por lo que es poco probable (pero no imposible) que te encuentres en un escenario así.

 

Bonus: reseña del iPhone X 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com