Se acerca la feria tecnológica IFA, la más importante de Europa. Este año el evento espera la presencia de al menos 240 mil personas y mil 600 empresas, que del 2 al 7 de septiembre mostrarán sus últimos avances tecnológicos.

 

La IFA 2016 se presenta como un evento de transición. Con los fabricantes de celulares inteligentes entrando a un pico de innovación, parece que no habrá grandes sorpresas en el segmento de móviles. Del otro lado, la tecnología vestible –wearable– podría convertirse en uno de los focos del evento con la presentación del Gear S3, el reloj inteligente de tercera generación de Samsung. También se esperan nuevos dispositivos para realidad virtual, que este año buscará sentar las bases para alcanzar un valor de 120 mil millones de dólares en 2020. Para el hogar se prevén nuevos dispositivos del Internet de las Cosas, así como nuevos reproductores de contenido 4K.

 

Nuevos celulares, pero ninguno con tecnología de vanguardia

Tras la presentación del Galaxy Note 7 y con la desvelación del iPhone 7 fuera de Alemania, prácticamente solo Sony presentará un celular de capacidades sobresalientes en IFA. En concreto se habla de dos modelos, Xperia XR, un smartphone con cámara de 23 megapixeles, y Xperia X Compact, una versión de menor tamaño para complementar la nueva familia Xperia X.

 

Nota relacionada: El móvil ha muerto, ¡larga vida al móvil!

La ausencia de nuevos teléfonos de gama alta no significa que IFA será corta en cuanto a lanzamientos, sin embargo, estos estarían dirigidos a la gama media. Huawei podría presentar los modelos Nova y Nova Plus, smartphones con pantallas de 5.2 y 5.5 pulgadas, mientras que del lado de HTC se asoma la desvelación del HTC One A9s, un teléfono de gran parecido al iPhone 6s. Alcatel sería otra de las compañías que podrían robar cámara en IFA con la introducción de un nuevo smartphone para la gama media, así como con una cámara 360 de precio accesible.

 

La tercera vuelta de los wearables

Todo apunta a que Samsung liderará la tercera ola de tecnología vestible, mercado que aunque todavía no alcanza los niveles de adopción de los smartphones, comienza a dar señales de despunte. Parece un hecho que la surcoreana desvelará el Gear S3 este 31 de agosto, dos días antes de que IFA abra sus puertas al público.

 

Pero Samsung no será la única que prepara nuevos wearables. Motorola, ahora bajo la tutela de Lenovo, podría presentar su nueva generación de relojes inteligentes, tal como hizo el año pasado. Huawei y LG también podrían sumarse a la lista de fabricantes con nueva tecnología vestible, pues también han aprovechado ediciones pasadas de IFA para desvelar sus últimos gadgets.

 

Realidad virtual para todos

Oculus y Vive, los visores de realidad virtual de Facebook y HTC, dieron el banderazo de salida a una industria todavía en ciernes, pero con la expectativa de crear un mercado de 120 mil millones de dólares en 2020, cifra que no será posible sin la entrada de más jugadores. Es ahí donde se posicionan varias de las marcas presentes en IFA.

 

Por ejemplo, el año pasado en el Mobile World Congress Alcatel pensó, literalmente, out of the box convirtiendo la caja de su entonces nuevo Idol 4s en un visor de realidad virtual. Este año parece probable que más marcas sigan una estrategia similar, si no convirtiendo las cajas de sus nuevos teléfonos en cardboards, sí con visores y cámaras que permitan experimentar la realidad virtual de forma accesible.

 

Internet de las Cosas en tus cosas

Una de las tendencias más recurrentes de la industria tecnológica en los últimos años ha sido el Internet de las Cosas, dispositivos de uso cotidiano que se conectan a Internet para hacer más con menos interacción humana.

 

Las promesas de estos gadgets son bastante claras, pero parecen poco atractivas en comparación con otros dispositivos, como los smartphones. Eso podría comenzar a cambiar este año con la implementación de asistentes automatizados en el dispositivo que todos tenemos ya y del que nos ha sido imposible desprendernos: el celular. Las nuevas versiones de Android y iOS, que comenzarán a ser distribuidas días después de que finalice IFA, serán claves.

 

4K de verdad

Si hay una razón para no dar el salto a una televisión 4K es que, hoy por hoy, no hay contenido que explote las cualidades de un panel con más de 8 millones de pixeles. En IFA podrían presentarse nuevos reproductores Blu-ray 4K con la característica más buscada por el consumidor final: precio accesible.

 

Actualmente el precio de los reproductores Blu-ray rondan los 300 dólares, por lo que IFA podría ser un escenario inmejorable para presentar modelos con un precio de entrada de 99 dólares.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com