Hay que reconocer que 2017 ha sido un año de altibajos para Netflix. Sin embargo, entre éxitos, cancelaciones, críticas, controversias y ovaciones, el popular streaming ha mantenido su gran volumen de estrenos originales.

 

Ha habido casos en los que el resultado no ha sido el esperado (hablamos de ustedes, Death Note y Bright), pero no por ello Netflix ha dejado de tener excelentes producciones originales para sus más de 100 millones de suscriptores a nivel global.

 

Nota relacionada: ‘Una comunidad (global) de amantes del cine’: Netflix

 

Por ello, rescatamos las 5 mejores películas originales que Netflix estrenó en 2017, todas ya disponibles en el servicio.

 

5. Ya no me siento a gusto en este mundo

 

 

Quien alguna vez haya sentido que el mundo está lleno de malas personas, se identificará de inmediato con la película debut del director Macon Blair sobre Ruth Kimke (Melanie Lynskey), una depresiva mujer que es víctima de un robo.

 

Cuando la indiferente policía se niega a atender su caso con urgencia, Ruth decide tomar el asunto en sus manos. Así, recluta a la causa a su extraño vecino (Elijah Wood), un aficionado de las artes marciales y el heavy metal, para dar caza a los culpables.

 

Con una potente dosis de comedia negra, Ya no me siento a gusto en este mundo (I don’t feel at home in this world anymore) es una mirada cínica a una sociedad en que la redención es improbable, y la maldad humana puede descontrolarse como en un irreal thriller criminal.

 

 

Lee nuestra reseña: ‘Ya no me siento a gusto en este mundo’: no seas un imbécil

 

4. Jim & Andy

 

 

Jim Carrey se alzó con el Globo de Oro al Mejor actor de comedia por interpretar al cómico (¿o anticómico?) Andy Kaufman en El lunático (Man on the Moon), pero todo el material detrás de cámaras de la película se mantuvo oculto por casi 20 años.

 

Jim & Andy (Jim & Andy: The Great Beyond) no sólo explora lo que trascendió durante la filmación de dicha película. A través de los recuentos de haber interpretado a su ídolo, Jim Carrey brinda un vistazo muy personal a cómo sin importar si somos actores o no, nuestras máscaras determinan quiénes llegamos a ser y el sentido que encontramos en la vida.

 

Mediante fragmentos de su carrera antes y después de El lunático, Carrey ofrece reflexiones sobrias en este documental, lejos de la excentricidad que le ha caracterizado a lo largo de los años.

 

 

3. El juego de Gerald

 

 

En un año que nos dio múltiples versiones de la obra de Stephen King en pantalla, y con calidad tan variable, una de las mejores fue de las que menos hizo ruido. El juego de Gerald (Gerald’s Game) no generó ni la conversación ni las carretadas de dinero que Eso (It), pero bien podría ser la más emocionante de las dos adaptaciones.

 

Todavía más meritorio es que logre sostenerse por 103 minutos con una macabra premisa que no debería dar para tanto, pero Mike Flanagan lo logra con éxito (si acaso con un final extraño). El director, con Hush en su filmografía, parece estar en su elemento al enfrentar a protagonistas femeninas a situaciones extremas para hacer aflorar sus peores miedos y primordiales fortalezas.

 

Así, en el protagónico, Carla Gugino vende de maravilla el predicamento de una mujer atrapada cuando un juego sexual se sale horrorosamente de control. Son Jessie, y sus peores pensamientos, el pilar de la película.

 

 

Lee nuestra reseña: ‘El juego de Gerald’: cuando las 50 sombras salen mal

 

2. Los Meyerowitz: la familia no se elige

 

 

El director Noah Baumbach (Frances Ha, The Squid and the Whale) entrega un coctel de traumas de la infancia, resentimientos, alcoholismo y artistas fracasados en Los Meyerowitz: la familia no se elige (The Meyerowitz Stories (New and Selected)).

 

Mientras su hija (Grace van Patten) está por comenzar la universidad, Danny Meyerowitz (Adam Sandler) atraviesa un divorcio, así que se muda de vuelta con su anciano padre, Harold (Dustin Hoffman) un necio, errático y orgulloso escultor que ha pasado al olvido. Danny y sus hermanos, Jean (Elizabeth Marvel) y Matthew (Ben Stiller) deben lidiar con egos heridos, malas finanzas y sus propios fracasos para atravesar por los problemas familiares.

 

Esta película es una de las dos apuestas de Netflix en la competencia del pasado Festival de Cannes, donde recibió una ovación de pie tras su proyección. Es también, después de Embriagado de amor (Punch-drunk love), un muy necesario recordatorio de que Sandler sabe actuar si se lo propone.

 

 

1. Okja

 

 

La otra y más controversial película de Netflix en el certamen de Cannes es una producción coreana de Bong Joon-ho, una extraordinaria mezcla de aventura y ciencia ficción que es divertida, conmovedora y perturbadora por partes iguales.

 

Mientras el planeta atraviesa una crisis alimentaria en un futuro distópico, la Corporación Mirando ha criado una nueva especie, los “supercerdos”, para alimentar a la población mundial. Una de estas enormes criaturas, Okja, vive en la Corea rural con un granjero y su nieta, Mija (Ahn Seo-hyun). Cuando la corporación decide recuperar sus creaciones, Mija se lanza al rescate de su mascota con ayuda de una organización protectora de animales.

 

Okja, por momentos, parece una caricatura de nuestro mundo, pero con ello resalta el absurdo y la crueldad de la realidad. Además de emocionar, esta película es capaz de hacer sentir culpa a cualquiera en presencia de un filete.

 

 

Lee nuestra reseña: ‘Okja’ o cómo llorar por tu tocino

Si tienes más ganas de buen cine en Netflix, no dejes de checar nuestro top con las mejores películas originales de Netflix en 2016.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com