El pasado febrero, Apple lanzó el HomePod, su bocina inteligente para el hogar, con la cual pretendía competir con el Amazon Echo y Google Home.

 

A más de tres meses de su llegada, el altavoz de la compañía californiana no ha sido el éxito que se esperaba, tanto que habría recortado las órdenes a uno de los fabricantes del no tan popular electrónico, reporta Bloomberg.

 

"Al principio, parecía que el HomePod sería un éxito. La preventa fue fuerte, y en la última semana de enero, el dispositivo alcanzó la tercera posición del mercado de bocinas inteligentes en Estados Unidos, con respecto a unidades desplazadas, de acuerdo con datos de Slice Intelligence. Cuando llegó a las tiendas, las ventas cayeron", se lee en la publicación. 

 

En sus primeras 10 semanas a la venta, obtuvo el 10% del mercado, en tanto que Amazon presumió el 73% y Google, el 14%, en más datos de Slice Intelligence.

 

Es cierto que la calidad de su sonido es excelente, sin embargo, el precio del HomePod es elevado: 350 dólares (unos 7 mil pesos), el cual no justifica que no sea posible escuchar música, por ahora, en múltiples habitaciones.

 

Por si fuera poco, durante los primeros días después de su lanzamiento, los usuarios comenzaron a reportar que el HomePod había dañado sus mesas o superficies de madera. En su momento, Apple indicó que estaba consciente de la situación y que era común.

 

Nota relacionada: El HomePod deja marca… en los muebles

 

Finalmente, la disponibilidad del HomePod no ayuda, pues hasta ahora sólo se vende en Estados Unidos, Australia y Reino Unido, mientras que los altavoces de Google y Amazon están en casi todo el mundo.

 

Lo único bueno que ha dejado el HomePod, para los amantes de los videos publicitarios, es esto:

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com