LG dejó claro que, en 2018, sus productos para el hogar pasan de la conectividad a la inteligencia artificial, con el fin de mejorar el estilo de vida de los consumidores. La idea es que ellos se olviden de los instructivos. 

 

Así, todos sus electrodomésticos estarán interconectados para ofrecer la mejor experiencia, desde la lavadora que avisa a un robot que la ropa ya está limpia hasta el aire acondicionado que se ajusta con un simple comando de voz, pasando por un refrigerador con pantalla que muestra los ingredientes y los platillos que se pueden preparar con ellos. 

 

 

Esta comunicación artificial, por decirlo de alguna manera, posibilitará también que los productos se hagan un "autodiagnóstico" para detectar algún problema técnico y, en caso de ser necesario, llamar al personal correspondiente. 

 

Ya se decía que la inteligencia artificial ocuparía un lugar relevante en esta edición del CES, el evento más importante de tecnología de consumo que se realiza cada año en Las Vegas, y el LG es uno de los primeros fabricantes que lo demuestra. 

 

Base de la inteligencia artificial 

En su conferencia en el CES 2018, la marca también dio detalles de su concepto de inteligencia artificial ThinQ, que permitirá la implementación, por ejemplo, de cientos de comandos de voz, no sólo de LG, sino de múltiples fabricantes.  

 

 

Se trata de la base tecnológica de la surcoreana para que, como nunca antes, sea más fácil “hablarle" al televisor para que ponga videos de ejercicios de yoga en la mañana, encuentre el nombre de algún actor en pantalla o se apague después de que finalice un programa. 

 

Y lo mismo aplicaría para bocinas inteligentes, aires acondicionados y luces para el hogar, entre otros productos; estarían siempre listos para realizar una acción requerida por el usuario con un simple comando de voz.

 

En este sentido, ThinQ, al tratarse de una plataforma abierta, es aprovechada por Google para llevar su Asistente a las bocinas de LG (se trata de una de las asociaciones que más énfasis tuvo en la presentación del fabricante en el CES 2018). 

 

Televisiones inteligentes más inteligentes

En lo que respecta a sus televisores con inteligencia artificial ThinQ, LG destacó dos gamas: OLED y SUPER UHD, las cuales integran procesamiento de lenguaje natural (NLP, por sus siglas en inglés) para un control y conectividad más intuitivos, que al mismo tiempo están basados en la tecnología de aprendizaje profundo de la marca, DeepThinQ

 

 

Además, su nuevo procesador inteligente, α 9, ofrece imágenes ricas en colores y proceso de reducción de “ruido" en cuatro niveles, y es compatible con contenido high frame rate (HFR), es decir, a 120 cuadros por segundo. 

 

La apuesta de LG en el sector de la inteligencia artificial ya empezó, y promete cautivar al usuario con la promesa de convertir su hogar en uno no más conectado, sino más inteligente. 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com