Koenigsegg anunció que cierra la producción de Regera tras encontrar a los 80 afortunados que han comprado uno de estos superdeportivos. Cada uno de estos modelos tiene un precio cercano a los 2 millones de dólares.

 

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2015, el Koenigsegg Regera es un híbrido con un sistema Koenigsegg Direct Drive (KDD) sin caja de cambios –se emplea una transmisión de engranajes fija de una sola velocidad.

 

Con más de 1500 caballos de fuerza y más de 2000 Nm de par, Regera tiene una velocidad máxima de 450 km/h y logra el 0 a 100 km/h en 2.8 segundos. Su sistema híbrido está compuesto por tres motores eléctricos que producen 670 caballos de fuerza que se complementa con un motor de combustión de más de 1110 hp.

 

 

Aunque hay superdeportivos que tienen una increíble aceleración y velocidad máxima de miedo, hasta la fecha no hay un oponente que le pueda igualar en varios aspectos –diseño, mecánica y tecnología–, por lo que Regera seguirá siendo el vehículo a vencer.

 

El Koenigsegg Regera es vehículo de mayor producción artesanal en Koenigsegg. En un inicio se tenía previsto un ritmo de fabricación de 20 a 25 unidades al año, pero al final, la marca de lujo logró tener cada uno de estos modelos listos para entrega.

 

Nota relacionada: Bugatti Chiron con 1,500hp es el más potente del mundo

 

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com