p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px 'Helvetica Neue'; color: #e4af0a}

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 11.0px Helvetica; color: #000000; -webkit-text-stroke: #000000}
p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 11.0px Helvetica; color: #000000; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 13.0px}
span.s1 {font-kerning: none}

Los emojis son cada día más comunes en nuestras vidas. Luego de ser fundamentales en el celular, ahora se han hecho de un lugar en películas, el diccionario y… ¡el museo!

 

Así, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA, por sus siglas en inglés)  adquirió el conjunto original de 176 emojis de NTT DOCOMO para su colección. Liberadas en 1999 por la compañía de teléfonos del mismo nombre, se trataba de imágenes simples de 12 x 12 pixeles.

 

Incluían la carita feliz, el muñeco de nieve y el teléfono celular de aquella época, entre otros gráficos, a veces indescifrables. 

 

Después de que se presentaran en Japón, los emojis fueron copiados por distintas compañías internacionales, pero no se hicieron globales hasta que Apple los añadió a su iPhone en 2011. 

 

Su número ha crecido significativamente a través de los años. Unicode Consortium, el órgano que los regula, reconoce casi mil 800 emojis.

 

El MoMA desplegará su ahora colección de emojis en el lobby del recinto, en diciembre, de acuerdo con el New York Times, y la exhibición involucrará diseños impresos y animados. 

 

Nota relacionada: Apple quiere meter emojis en el teclado de las MacBook

Fuente y nota completa: Paréntesis.com